10 consejos de seguridad de ácido muriático

El ácido muriático, conocido como ácido clorhídrico, se utiliza en aplicaciones de limpieza, fabricación y eliminación de óxido. Se usa principalmente en entornos industriales, pero algunos propietarios también lo usan en la casa, aunque diluido. El ácido muriático es altamente corrosivo y puede causar problemas graves si entra en contacto con la piel o si se inhala, por lo que es muy importante tomar las precauciones adecuadas y usar equipo de protección cuando se manipula esta sustancia. Aquí hay algunos consejos de seguridad para tener en cuenta.

1. Use ropa resistente a productos químicos

El ácido muriático es altamente corrosivo y puede reaccionar químicamente con la ropa normal, lo que daña la ropa y también la piel. Para evitar esto, debe usar ropa especial resistente a los químicos hechos de cloruro de polivinilo (PVC) o caucho de butilo. También se recomienda usar un delantal sobre su ropa para mayor protección.

2. Use una máscara de seguridad y gafas

Los vapores del ácido muriático también son peligrosos. Si inhala estos humos, puede terminar dañando su tracto respiratorio y revestimientos de órganos. Siempre use una máscara de seguridad sobre su cara cuando trabaje con esta sustancia. Además de prevenir la inhalación de humos, una máscara de seguridad también lo protegerá de reacciones inesperadas con otros materiales.

También debemos usar gafas de seguridad química con protectores laterales para evitar que cualquier líquido salpique sus ojos.

3. Use guantes

Siempre use guantes de neopreno o caucho, aunque el PVC y el caucho de butilo también pueden ser más peligrosos. Use zapatos hechos de los mismos materiales. En caso de derrames o reacciones químicas, estos materiales resisten el daño del ácido clorhídrico. También asegúrese de que sus pantalones estén sobre los zapatos para que no quede piel expuesta.

4. Siempre trabaje en un lugar ventilado

Siempre trabaje en un lugar que tenga mucha ventilación. Esto evitará la reducción de humo y reducirá la cantidad de toxinas que asimila.

5. No mezclar con otros líquidos sin verificar primero

El ácido muriático puede reaccionar explosivamente con otros químicos y líquidos, incluso agua en algunos casos. Dichas reacciones pueden producir humos tóxicos, humo y calor. Evite mezclar esta sustancia con otros materiales si no está seguro del resultado.

La mayoría de las aplicaciones de limpieza que el ácido clorhídrico se diluye con agua para su propia seguridad y para la salud del mar que está limpiando. Para hacer esto, siempre vierta el ácido en el agua en el lugar de al revés. Esto evitará crear reacciones peligrosas.

6. Manténgalo alejado de metales y calor

Aunque no es inflamable, el ácido clorhídrico puede reaccionar con los metales para producir un gas de hidrógeno muy inflamable y peligroso. También puede emitir humos tóxicos en condiciones de incendio.

7. Manténgalo alejado de los niños

Los niños pequeños y las mascotas que entran en contacto con el ácido muriático pueden sufrir lesiones graves. La ingestión accidental de ácido muriático puede incluso causar la muerte, y el contacto con los ojos puede causar ceguera. Nunca deje ácido muriático por ahí en un lugar fácilmente accesible.

8. Obtener atención médica inmediata si es necesario

Si el ácido muriático entra en contacto con la piel, los ojos o si se ingiere accidentalmente, puede provocar problemas graves. En tales casos, contacte a un médico de inmediato.

En caso de contacto con la piel o los ojos, el área afectada debe lavarse rápidamente con agua durante al menos 15 minutos mientras se llama al médico personal. Si se ingiere, no induzca el vómito. Lave la boca de la persona con agua y delegue un vaso de agua o leche mientras se pone en contacto con el hospital más cercano de inmediato.

Si una persona tiene dificultad para respirar después de inhalar los humos, debe ser trasladada al exterior y recibir atención médica urgente.

9. Siga las medidas de almacenamiento seguro

Guarde el ácido muriático en un recipiente hermético y bien cerrado, y manténgalo bajo llave en un área fresca, oscura, seca y bien ventilada. También asegúrese de que el contenedor esté claramente etiquetado y que no se mantenga cerca de materiales incompatibles conocidos.

10. Deséchelo de forma segura

Nunca vierta ácido muriático sin diluir directamente en los desagües o en estanques o lagos. Puede alterar el pH del agua y dañar la vida acuática. También puede corroer seriamente su plomería. El ácido muriático considera un material peligroso y debe eliminarse del acuerdo con las normativas locales.

En caso de derrames, agregue agua con precaución evitando salpicaduras o salpicaduras. Luego, use refrescos, cenizas o cal para neutralizar el ácido diluido. Luego puede absorber el fluido neutralizado con algo como vermiculita y colocarlo en algo adecuado para su extracción. Después de la limpieza, limpie el área con agua para eliminar cualquier residuo.

Deja un comentario