5 beneficios de una lijadora inalámbrica

Las lijadoras eléctricas son comunes en todos los talleres de carpintería o garajes. Sin embargo, el principal problema con algunos de los modelos más pesados ​​es que están conectados a un cable que está enchufado a una pared. Muchas lijadoras inalámbricas, excluidas las lijadoras de piso, han salido al mercado con la misma potencia y la misma consistencia que sus predecesoras. ¿Cuales son los beneficios?

Accesibilidad

Trabajar en proyectos que están lejos de las fuentes eléctricas puede ser un problema; sin embargo, puede usar una lijadora inalámbrica para muchos proyectos con lugares de difícil acceso. Trabajar en proyectos fuera de su garaje es una ventaja definitiva de las lijadoras que funcionan con baterías.

Seguridad primero

Una de las razones más obvias para comprar una lijadora inalámbrica es su seguridad. Los cables de lijadora son conocidos por quedar atrapados en el cinturón, enredarse y crear un ambiente de trabajo peligroso. Al no tener que lidiar con un cable, se creará un espacio de trabajo más seguro y se eliminará la necesidad de reemplazar los cables de alimentación dañados o que no funcionen correctamente.

Carga máxima

No es necesario preocuparse por reemplazar las baterías, ya que puede trabajar con una lijadora cargada por hasta tres horas sin que muestre signos de desaceleración. Las nuevas baterías de máxima duración permiten una carga más rápida y un mayor tiempo de funcionamiento de su lijadora inalámbrica. Tenga una batería de repuesto disponible mientras trabaja, en caso de que su proyecto tarde más de lo esperado.

Colección de ventilación y polvo

La mayoría de las lijadoras inalámbricas tienen sus propios sistemas de recolección de aserrín. Por lo general, estos se parecen mucho a una bolsa de aspiradora y absorberán todo el polvo y los escombros que quedan de su trabajo. Una vez que la bolsa esté llena, simplemente vacíela y vuelva a trabajar. No hay necesidad de preocuparse por trabajar en áreas ventiladas con este tipo de lijadora, que no solo limpiará su área, sino que también lo mantendrá más saludable.

Almacenamiento y peso

Otro problema con las lijadoras eléctricas con cable es que tienden a ser voluminosas y difíciles de almacenar cuando no están en uso. Una vez que comience a usar una lijadora inalámbrica, se elimina gran parte de la dificultad. Además, las lijadoras inalámbricas suelen ser mucho más livianas y, por lo tanto, menos carga cuando se transportan o almacenan en cajas de herramientas. Con muchos nuevos avances en la tecnología de baterías, así como en el desarrollo de productos, las lijadoras inalámbricas se están convirtiendo en la herramienta preferida.

Con tantos beneficios de una lijadora inalámbrica, esto demuestra que hay muchas razones para tener una en su hogar, taller o lugar de trabajo.

Deja un comentario