5 consejos para limpiar un vaporizador de alimentos

Un vaporizador de alimentos usa vapor para cocinar verduras y otros alimentos. Están disponibles como accesorios para la fábrica o como electrodomésticos. Una vez que las verduras y otros alimentos se han cocinado al vapor, esta herramienta de cocina debe limpiarse de cualquier residuo de comida. Se puede limpiar una mano o en un lavavajillas . En cualquier caso, es importante que la limpieza sea exhaustiva y que el vaporizador se seque correctamente.

1 – Vaciar el vaporizador

Cuando la cocción al vapor esté completa y haya servido las verduras, saque las verduras o pedazos de comida restantes del vaporizador. Póngalos en un recipiente de almacenamiento o en el compost. Si su vaporizador es eléctrico, desenchúfelo de la fuente de alimentación y deje que se enfríe por completo. Retirar el agua restante de la bandeja de goteo y el depósito. Se puede eliminar el agua que quede en la caja de agua girando el dispositivo enfriado sobre el fregadero.

2 – Remojar el vapor

Llena el fregadero con agua jabonosa tibia. Colocando el vaporizador en el fregadero lleno y déjelo en remojo durante varios minutos. Permitir que el vaporizador se remueve en agua tibia aflojará cualquier pieza de comida que pueda estar pegada a la herramienta. Los vaporizadores eléctricos deben empaparse con cuidado. La base, el cable y el enchufe siempre deben mantenerse fuera del fregadero. Nunca los pongas en agua. Para vapores eléctricos, coloque la tapa, el recipiente de vapor interno y la bandeja de goteo en agua tibia para remojarlos.

3 – Lave el vaporizador

Use un trapo para lavar todos los residuos del vaporizador. Si su vaporizador es apto para lavavajillas, Como piezas de acero inoxidable, colóquelo en el lavavajillas con Suficiente espacio para permitir Alrededor Que el Agua lo limpie un fondo. Lave la tapa del vaporizador eléctrico, el recipiente interior y la bandeja de goteo con el paño de cocina. Si son aptos para lavavajillas, colóquelos en un lugar seguro en el lavavajillas. Limpie el depósito de una vaporera eléctrica con agua jabonosa tibia. No usar ningún detergente abrasivo en el depósito.

4 – Secar el vaporizador

Una vez que el vaporizador de verduras esté limpio, use una toalla limpia para secar los platos para secar la humedad restante. Guarde la vaporera en los armarios de la cocina hasta que la necesite. Seque con todas las piezas al vaporizador eléctrico con la toalla de secado.

5 – Áreas de agua dura

Si el sistema de plomería de la casa tiene agua dura, se acumula fácilmente en el elemento que calienta el vaporizador eléctrico. Una acumulación de escamas de agua dura puede hacer que el vapor se apague. Verifique el elemento regularmente. Si hay una acumulación de escamas, vierta tres tazas de vinagre blanco en el depósito del vaporizador. Agregue agua al vinagre hasta que el depósito esté lleno. Encienda el vaporizador y deje que se caliente durante veinte minutos. Desenchufe el vaporizador y permita que se enfríe lo suficiente. Enjuague el depósito con agua fría.

Deja un comentario