5 diferentes tipos de luces de inundación explicadas

Las luces de inundación pueden proporcionar luz más brillante a un área más grande. Los propietarios de viviendas que buscan agregar seguridad a sus patios y casas a menudo eligen estas luces como una forma simple y económica de obtener la seguridad necesaria. Consulte la información a continuación para obtener más información sobre los diversos tipos de estas luces de inundación , sus usos, su eficiencia y su costo.

Uso público y comercial

En algunas áreas residenciales, las luces de inundación se usan para iluminar vecindarios donde no hay sistemas de seguridad activos pero donde los residentes se sienten más seguros con una mejor iluminación. Aunque estas luces se usan en áreas residenciales, también se usan con frecuencia para iluminar lugares públicos como estacionamientos, garajes, calles, parques infantiles, auditorios, salas de reuniones y campos deportivos. Además, se utilizan en grandes áreas comerciales interiores, como almacenes y rampas de carga de camiones.

Tipos de luz de inundación

En general, hay cinco tipos de luces de inundación comúnmente utilizadas para iluminar áreas más grandes. Estos cinco tipos incluyen vapor de sodio, halógeno, descarga de alta intensidad, incandescente y fluorescente.

1. Vapor de sodio

Tecnología: el vapor de sodio se utiliza en luces de sodio de baja presión. Este vapor brilla cuando se expone a una corriente eléctrica.

Ventajas: Estas luces son las más eficientes energéticamente y los costos de mantenimiento más bajos de los cinco tipos de luces de inundación mencionadas aquí.

Desventajas: al comparar el color claro, encontrará que el color producido por las luces de vapor de sodio es amarillento. Algunas personas consideran que el color no es natural. Esta tecnología también tarda más en producir luz después de encender el dispositivo. Las luces de vapor de sodio generalmente no funcionan de manera efectiva en los sistemas de seguridad donde una señal de alarma activa las luces de inundación.

2. Halógeno

Tecnología: en estas luces, la electricidad activa el gas halógeno y el tungsteno en las bombillas halógenas de cuarzo.

Ventaja: Algunas personas consideran que la luz blanca es superior.

Desventaja: las luces halógenas tienden a calentarse más que sus rivales y son menos eficientes que las luces de descarga de sodio o de alta intensidad.

3. Descarga de alta intensidad

Tecnología: estas luces emplean un balastro interno dentro de la bombilla. Un arco eléctrico, cuando se crea, brilla y produce luz que se irradia desde la bombilla.

Ventaja: Ofrecen la vida útil más larga y la calificación de eficiencia más alta. Energy Savers los califica como de 75 a 90 por ciento más eficientes que las luces de inundación incandescentes.

Desventaja: si el tiempo de calentamiento es un factor importante para usted, debe tener en cuenta que después de encenderse, las luces de descarga de alta intensidad tardan más en producir una iluminación completa. Por esta razón, generalmente no funcionarán adecuadamente con detectores de movimiento.

4. incandescente

Tecnología: un elemento dentro de la bombilla se coloca en el vacío y se calienta con una corriente eléctrica.

Ventaja: el costo inicial de las luces de inundación incandescentes es menor.

Desventaja: tienen una vida más corta.

5. Fluorescente

Tecnología: algunas de estas luces contienen gas mercurio y un revestimiento fosforescente en la superficie interior de la bombilla. Cuando una corriente eléctrica pasa a través de este recubrimiento, la bombilla comienza a brillar.

Ventaja: las luces de inundación fluorescentes duran más que las bombillas incandescentes.

Desventaja: estas luces tienen un costo inicial más alto.

Deja un comentario