5 problemas comunes del cable de audio óptico

Poseer un cable de audio óptico , a menudo denominado cable Toslink, ya que fueron desarrollados originalmente por Toshiba, puede ser una muy buena manera de conectar componentes en su sistema, pero no siempre es una solución perfecta. Un cable de audio óptico puede ser más propenso a problemas que un cable coaxial, por lo que debe tratarlo con cuidado. Aunque puede parecer tan resistente como otros, un cable Toslink en realidad está compuesto de delicados cables y fibras.

1. Rotura

Uno de los problemas más comunes con un cable de audio óptico es la rotura. La rotura ocurre dentro de la vaina protectora y no es fácilmente visible a simple vista. Si su cable deja de funcionar, hay muchas posibilidades de que esta sea la causa. Desafortunadamente, el cable se puede romper fácilmente. Los simples actos de doblarlo, torcerlo o incluso pararse sobre él pueden causar daños irreparables. Cuando esto sucede, no hay nada que pueda hacer más que comprar un nuevo cable.

2. Conexiones

Los cables ópticos usan un conector especial cuando se usan con otros componentes. Es importante que los inserte correctamente y que no los apriete demasiado. Son mucho más sensibles que los cables coaxiales y deberá aplicar menos presión. Si el conector no se inserta correctamente, los componentes no se conectarán; Si la conexión está demasiado apretada, es probable que se rompa.

También debe asegurarse de tener el cable Toslink conectado a la conexión correcta. Si no hay sonido, por ejemplo, puede estar conectado a una conexión incorrecta. Esto podría ser algo tan simple como conectarse a una conexión ‘fuera’ en lugar de una conexión ‘dentro’. Debe tener en cuenta que la ‘salida digital’ y la ‘salida óptica’ pueden ser exactamente lo mismo siempre que el conector especial encaje.

3. Doblado

Si su configuración de audio requiere que doble los cables para seguir la línea de una pared, y su cable de audio óptico deja de funcionar, es probable que la curva haya causado una ruptura en el cable.

4. Sin luz

Un cable de audio óptico debe tener una luz roja en cada uno de los conectores cuando está en su lugar y funciona correctamente. Si no ve la luz en ninguno de los extremos, el cable no está conectado correctamente, está roto o puede que tenga un cable defectuoso. La luz es un indicador de un problema, en lugar de ser el problema en sí mismo, a menos que el conector del componente esté roto.

5. Fuente de audio

Otro problema común es que la fuente de audio en el receptor podría no estar establecida correctamente. Deberá configurarse como ‘entrada óptica’ o ‘entrada digital’ para que funcione correctamente. Si no lo hace, aunque las conexiones puedan ser perfectamente buenas, no habrá sonido. Algo similar puede suceder con las computadoras si no se selecciona la fuente de audio correcta.

Deja un comentario