6 consejos de seguridad a tener en cuenta al usar un horno solar

Un horno solar puede ser una excelente manera de ahorrar energía al cocinar sus comidas favoritas. En los climas y condiciones ambientales adecuadas, un horno solar puede ser muy eficiente y práctico. Los hornos solares también son relativamente portátiles y útiles en momentos en que los usuarios están cocinando lejos de la red eléctrica, como las áreas remotas al aire libre. Sin embargo, como con cualquier tipo de horno, hay problemas de seguridad a tener en cuenta con un horno solar.

Algunas cuestiones de seguridad para cocinar con hornos solares

Estos son algunos de los consejos comúnmente informados para mantenerse seguro al usar un horno solar.

  1. Estabilización del horno solar : algunos modelos de hornos solares pueden ser vulnerables a los fuertes vientos. Piense en la ubicación de su horno solar para asegurarse de que permanezca en su lugar durante los tiempos de cocción relativamente largos que requieren estos dispositivos.
  2. Ceguera temporal y peligro para los ojos : los interiores brillantes u otras partes de un horno solar pueden terminar causando ceguera temporal a los usuarios que miran al horno de la manera incorrecta. Muchos «chefs solares» experimentados recomiendan usar anteojos, como gafas de sol, mientras trabajan alrededor del horno solar.
  3. Evitar quemaduras : muchos modelos de hornos solares pueden calentarse bastante. Es posible que algunos modelos no tengan los mejores aislantes entre el interior del horno y las manijas o controles. Los entusiastas experimentados de la cocina solar a veces también recomiendan usar guantes para manipular partes del horno solar o para quitar los platos.
  4. Peligros para los niños : un horno solar puede ser algo difícil de entender incluso para los niños mayores. Asegúrese de limitar el acceso al horno solar para los campistas más jóvenes u otras personas en el área de cocción.
  5. Mascotas : las mascotas domésticas siempre son un problema si tienen acceso a la cocina. Una cocina al aire libre no es la excepción. Además de proteger su horno solar de manos jóvenes, asegúrese de que también esté a salvo de gatos y perros u otras mascotas, así como de cualquier animal salvaje cercano que pueda verse tentado a tratar de alcanzar lo que hay dentro.
  6. Seguridad alimenticia– Aquellos que usan un horno solar siempre deben estar conscientes de que este tipo de dispositivo de cocción no tiene los tipos de controles que son óptimos para crear temperaturas seguras de los alimentos cuando se cocinan productos perecederos crudos que necesitan calentarse a una temperatura determinada. Hacer que un termómetro sea parte de su kit de cocina solar puede ayudar significativamente. Si el cocinero puede documentar una temperatura lo suficientemente alta para el período de tiempo adecuado, podrá estar bastante seguro de que la comida se ha cocinado completamente. Sin este tipo de herramienta de medición, el buen juicio es extremadamente importante. En general, un horno solar es ideal para alimentos que no necesitan cocinarse activamente en un horno, mientras que no es una buena idea para cocinar los tipos de carnes crudas y productos animales que deben exponerse a niveles específicos de calor. Siempre tenga en cuenta las buenas pautas de cocción para alimentos crudos, y no confíe en una inspección superficial de estos alimentos. En su lugar, tome medidas para asegurarse de que estén bien cocidas.

Con los tipos de precauciones anteriores, los hornos solares pueden ser una forma muy práctica de preparar una comida.

Deja un comentario