6 consejos generales de soldadura para principiantes

Soldar puede ser una tarea intimidante. El intenso calor y la luz brillante son suficientes para ahuyentar a la mayoría. Pero, si eres lo suficientemente valiente como para intentar un trabajo de soldadura y eres nuevo en él, hay mucho que aprender. Con una gran cantidad de conocimiento sobre el comercio antiguo, es un proyecto completamente factible. Aquí hay algunos consejos para soldadores que recién comenzamos.

1. Use el equipo adecuado

Lo que usa es crucial para la seguridad de su soldadura. Use guantes de cuero para proteger sus manos. Además, asegúrese de usar una camisa de algodón o mangas de algodón para proteger sus brazos de los rayos UV que salen de la pistola. Sin mangas, puede quemarse con el sol con la pistola de soldar. Elija un casco de soldadura con lentes de ajuste para que pueda ver claramente lo que está haciendo sin dañar sus ojos. Otra protección en la que no puede pensar son las gafas debajo del casco de soldadura. Puede parecer excesivo, pero los materiales permanecen calientes durante varios minutos después de soldarlos. Si una pieza perdida de metal caliente se desprende mientras inspecciona su soldadura, las gafas protectoras pueden salvar su ojo.

2. Prepárese para la soldadura antes de comenzar

Hay algunas cosas que debe hacer antes de comenzar una soldadura que lo ayudará a tener éxito.

  • Limpia tu superficie de metal. Intenta llevarlo al metal desnudo. Use papel de lija o un cepillo de alambre para limpiarlo y luego use un producto de limpieza de metales.

  • Use una imprimación en el área que ha limpiado. Como acabas de quitar el metal, querrás volver a colocar una barrera protectora. La imprimación de soldadura protege el área de la oxidación o la corrosión.

  • Controla si hay una bola en el extremo de su cable. Este será un mal comienzo para su soldadura y algo que desee evitar. Si encuentra una pelota allí, córtela con un alicate.

3. Use el cable correcto para su proyecto

Encuentra el alambre de grosor correcto para el metal que está soldando. Para metales delgados, use un alambre de diámetro más delgado. Para metales gruesos, use un cable más grande. Además, asegúrese de hacer coincidir el tipo de cable con el tipo de metal. Por ejemplo, si está soldando aluminio, use alambre de aluminio.

4. Practique una buena técnica de soldadura

Mientras suelda, normalmente no desea hacer una línea recta. En cambio, haga pequeños bucles de conexión con su pistola de soldar. Básicamente, empuja el charco con movimientos circulares. Esta técnica fortalecerá su soldadura. Usando este método, tendrá una buena soldadura sin espacios que puedan debilitar el enlace.

5. Sepa cómo solucionar sus problemas

Varios problemas diferentes pueden ocurrir al soldar. Es posible que una soldadura no siempre sea lo suficientemente fuerte como para mantener unido el metal o que la soldadura no se sienta bien. En estos casos, necesitará saber cuáles son las causas de estos problemas para poder remediarlos. Aquí hay algunos indicadores básicos de problemas que pueden observar que pueden ayudarlo a resolver el problema:

La soldadura está haciendo agujeros en tu metal.

Esto probablemente significa que su voltaje es demasiado alto. Como resultado, la soldadura se calienta demasiado y se ven el área que está intentando soldar. Otra opción es que la velocidad de su cable puede ser demasiado baja.

La soldadura no se acumulará o se acumulará en la punta de su arma.

Nuevamente, esto puede suceder cuando su voltaje es demasiado alto o la velocidad de su cable es baja. Si se fusiona demasiado material en el extremo de su arma, esto puede resultar en un error costoso.

Su arma está pateando mientras suelda.

Esto puede indicar que su voltaje es demasiado bajo o que la velocidad de su cable es demasiado alta. Otro síntoma de este problema es que la soldadura simplemente se asienta sobre el otro metal hasta el punto en que se puede despegar fácilmente con los dedos. Cada uno de estos problemas también significa que la soldadura probablemente no se mantendrá. Una soldadura débil puede ser peligrosa si no se soluciona.

6. Escucha a tu soldadura

Una buena soldadura sonará como freír tocino. Esta fuerte soldadura hará un ruido constante que no flaqueará demasiado. Algunos sonidos de soldadura que desea evitar son un sonido fuerte de gas, un sonido de palomitas de maíz / petardo y un zumbido variado. Cada uno de estos ruidos indica una de las soldaduras debiles o problemáticas que no se mantendrán. Si presta atención, puede notar que una soldadura es buena o mala simplemente escuchando. Si la soldadura es mala, solucione el problema (como mencionamos antes) para resolver su problema.

Deja un comentario