8 consejos de mantenimiento de muebles de bambú

Los muebles de bambú son un acento elegante y dramático para un hogar, tanto en interiores como en exteriores. Técnicamente, el bambú es una hierba y no una madera verdadera, por lo que la planta tiene una flexibilidad y resistencia tan inusuales. Pero aunque los muebles requieren relativamente poco mantenimiento con el tiempo, la principal preocupación con el bambú es la exposición al agua y, por el contrario, la sequedad excesiva.

El agua y la humedad fomentan la podredumbre y el crecimiento de moho, que deterioran la calidad de «madera» del bambú, mientras que el aire muy seco también puede quitarle aceites naturales. Tanto los bambúes sin barnizar como los barnizados requieren cierto mantenimiento para mantener su forma, color y durabilidad. Estos ocho consejos pueden ayudar a preservar la belleza y la vida útil de sus muebles de bambú.

1. Mantenga baja la exposición al agua

Para muebles de exterior en particular, mantenga la exposición al agua al mínimo.

2. Use aceite de linaza

Para mantener el brillo del bambú, frótelo cada mes o dos con aceite de linaza o muebles destinado específicamente al bambú. Una humedad muy baja puede hacer que el bambú se agriete, por lo que para muebles de interior, aplicar esa pequeña cantidad de aceite de manera regular puede ser muy beneficioso.

3. Eliminar la suciedad

Como regla general, el polvo, el cepillo o la suciedad de la superficie acumulada al vacío antes de usar agua y jabón. Después de eliminar la suciedad visible, lave los muebles con un paño o esponja.

4. Use jabón orgánico

Para limpiar bambú sin barnizar o barnizado, use un paño suave o una esponja y agua jabonosa suave. Exprima el exceso de agua y limpie la madera suavemente. Elija un jabón orgánico o natural en lugar de un detergente fuerte, que puede dañar o decolorar el brillo natural del bambú.

5. Mantenga las manchas fuera

Si nota una mancha o líquido derramado sobre los muebles, límpielo inmediatamente para reducir la probabilidad de que la mancha se fije y se vuelva permanente.

6. No te sientes después de limpiar

Evite sentarse en el mueble directamente después de haberlo limpiado o cuando esté húmedo. El bambú húmedo se vuelve suave y flexible, y puede combarse y deformarse más fácilmente.

7. Retire el molde

En caso de que se forme moho en sus muebles, limpie el área a fondo con agua jabonosa. Use el dorso áspero de una esponja o un cepillo de dientes viejo para eliminar todos los signos de crecimiento de moho. Seque el área por completo para evitar el crecimiento recurrente de hongos en el futuro.

8. Reparar daños

Si el bambú se ha agrietado debido a la exposición a la intemperie o al envejecimiento, arregle el daño lijando suavemente el área con papel de lija de grano muy fino. Luego, alise la pasta con cera sobre el área para reacondicionar el color y el tono de la madera.

Deja un comentario