8 consejos de seguridad para pistolas de soldar

Una pistola de soldar es una herramienta común y cotidiana útil en proyectos de mejoras para el hogar, proyectos artesanales, reparación de automóviles, trabajos en metal y reparación electrónica. Una pistola de soldar combina varios tipos de metales, como cobre y estaño. Utiliza hierro blando como metales de relleno que se derriten a temperaturas de hasta 700 grados Fahrenheit. Debe tener cuidado al manipular una pistola de soldar para evitar contratiempos innecesarios. A continuación hay 8 consejos sobre cómo manejar una pistola de soldar.

Consejo 1 – Use una superficie resistente al fuego

Hay alfombras especiales específicamente para soldar que puede comprar en su ferretería local. Las alfombrillas de soldadura son resistentes al calor, hechas de goma duradera que se puede enrollar fácilmente para su custodia. También puede usar una placa de yeso para evitar accidentes comunes de soldadura, como alfombras quemadas y plásticos derretidos.

Consejo 2 – Soldar en un área ventilada

Soldar en un área ventilada evitará exponer sus pulmones a los gases nocivos que desprende un soldador de fusión. Abra las ventanas de su lugar de trabajo para una buena circulación de aire, y siempre use una máscara protectora si tiene una disponible. No coloque la cabeza directamente donde está soldando, sino a un lado.

Consejo 3 – Use un soldador confiable

Asegúrese de que el soldador que está utilizando sea confiable. Verifique que los cables eléctricos estén abiertos. Nunca use una pistola de soldar con cuerdas eléctricas deshilachadas. Revise el soldador para ver si hay partes comprometidas si está usando un soldador que ha estado almacenado durante mucho tiempo.

Como el soldador es un equipo eléctrico, nunca intente repararlo usted mismo si no tiene experiencia en electricidad. Los soldadores son relativamente baratos y comprar uno nuevo en lugar de intentar reparar un soldador dañado es una opción más inteligente.

Consejo 4: siempre trate una pistola de soldar como caliente

Siempre que use una pistola de soldar, trátela como si tuviera una plancha caliente. Siempre agarre la pistola de soldar en su mango, nunca las partes metálicas expuestas. Una gran cantidad de quemaduras accidentales a través de la pistola de soldar se debe a un manejo incorrecto.

Consejo 5 – No deje su soldador enchufado

Desenchufe siempre el soldador. Incluso si va a tomar una copa o contestar una llamada telefónica, nunca deje la pistola de soldar tapada y desatendida por mucho tiempo. Desenchufe la pistola de soldar justo después de que ya no necesite usarla.

Consejo 6 – Use equipo de protección

Use guantes resistentes al calor cuando maneje una pistola de soldar para evitar quemaduras accidentales. Cuando trabaje con objetos pequeños, use alicates de punta larga para evitar tocar accidentalmente el hierro caliente de la pistola de soldar con los dedos.

Consejo 7 – Use un soporte de hierro

Un soporte de hierro asegura la pistola de soldar siempre que necesite colocarla. Nunca coloque la pistola de soldar en ningún lugar encima de la mesa, ya que podría dañarla.

Consejo 8 – No sobrecargue la salida

Conecte su pistola de soldar a una toma de corriente separada de otros dispositivos eléctricos que esté utilizando. Nunca conecte la pistola de soldar junto con otras herramientas eléctricas. Las salidas de sobrecarga son una de las causas más comunes de incendios en el hogar.

Deja un comentario