Cómo aislar la apertura de su ático

Las escaleras desplegables del ático son una forma ordenada y ordenada de acceder a su ático sin necesidad de una escalera permanente. Las escaleras del ático también son una gran fuente de calor perdido, ya que no están muy bien aisladas. Una de las mejores formas de aislar las escaleras de su ático es construir una caja alrededor de ellas.

Paso 1: mida la apertura al ático

Sus escaleras del ático están instaladas en un marco de madera que las rodea y la escotilla del ático se abre cuando están plegadas. Mida el largo y el ancho de este marco.

Paso 2: calcule la altura

Usted va a construir un marco que debe ser lo suficientemente alto como para permitir que las escaleras dobladas y abuhardilladas estén contenidas dentro de él, así que mida qué tan altas son las escaleras plegadas que el marco de madera.

Paso 3: obtenga la madera necesaria

De las medidas que ha realizado, ordene 4 piezas de madera del ancho de la altura calculada en el Paso 2. Obtenga 2 de ellas para que coincidan con la longitud del marco y 2 de ellas para que coincidan con el ancho del marco. Idealmente, estas 4 piezas deben tener el mismo grosor que el marco de madera.

Paso 4: inicia la caja

En el ático, haga un marco rectangular clavando las 4 piezas largas de madera juntas.

Paso 5: construya el marco

Aplique cinta adhesiva o de doble cara al borde superior del marco de la escalera del ático y coloque el marco que acaba de hacer con precisión sobre el marco de la escalera. Si ha medido correctamente, ahora ha extendido el marco de la escalera hacia arriba. Asegúrese de que los 2 marcos estén en contacto alrededor.

Paso 6: prepare la nueva cubierta de sombreado

Tome un trozo de madera del mismo tamaño que el marco de la escalera y conéctelo a ambos lados del nuevo marco con bisagras. Coloque las bisagras en un lado donde haya algo para evitar que la nueva tapa de la escotilla caiga al suelo. Por razones de seguridad, es mejor tener a alguien que lo ayude en este momento.

Paso 7: prueba la construcción

Debería poder abrir y cerrar la nueva tapa de la escotilla con bastante facilidad. Si no hay nada que impida que la cubierta se caiga al piso cuando se abre, sería una buena idea colocarle una cadena de restricción. También sería bueno aplicar una tira de cinta aislante alrededor de la parte superior del marco.

Resumen

No ha hecho que las escaleras de su ático sean más difíciles de usar, pero ahora están aisladas y debería ver mejoras inmediatas en la eficiencia energética de su hogar.

Deja un comentario