Cómo asegurarse de que su cuna sea segura

Una cuna es una de las compras más importantes que hace un padre nuevo o que espera. Los bebés duermen la mayor parte de su primer año de vida y la cuna es donde pasan todo ese tiempo. Para evitar accidentes peligrosos, es crucial asegurarse de que la cuna de su bebé cumpla con todos los requisitos de seguridad.

Paso 1 – Verifique la cuna por piezas faltantes

No se recomienda el uso de cunas viejas. Sin embargo, algunas personas pueden recibir una cuna antigua que ha estado en la familia durante muchos años, lo que la convierte en una mercancía valiosa. En tales casos, aún es mejor usar una cuna con fines ornamentales. Si decide usar la cuna para su bebé, debe verificarla minuciosamente y descartar cualquier pieza rota o faltante. Si falta alguna pieza o hardware, la cuna puede romperse o caerse cuando su bebé esté dentro.

Paso 2: asegúrese de cumplir los requisitos de espacio

Los listones en las cunas evitan que los bebés se caigan o salgan de la cuna. Asegúrese de que todas las tablillas de su cuna estén en el lugar correcto y que estén bien ajustadas. El espacio entre los listones vecinos no debe ser más de 2.375 pulgadas. Una cuna que tiene una brecha más grande entre los listones es peligrosa, porque la cabecita o el cuerpo de un bebé pueden quedar atrapados en el medio. Otra cosa a tener en cuenta es la brecha entre la cuna y el colchón. Asegúrese de que el colchón esté firme y bien ajustado dentro de la cuna, y que no pueda apretar más de un dedo en el espacio. Nuevamente, si el espacio es demasiado grande, el bebé puede quedar atrapado entre el colchón y la pared de la cuna. Un colchón suave aumenta las posibilidades de asfixia, al igual que una sábana suelta o una manta. Es mejor cubrir al bebé con una cama en lugar de una manta. También asegúrese de que los postes de las esquinas estén al ras con las esquinas de la cuna, para que el bebé no pueda enredarse la ropa. Si el colchón es compatible con perchas, revíselos con frecuencia.

Paso 3 – Evite aberturas decorativas e hilos

Algunas cunas antiguas tienen aberturas decorativas en los laterales. Estas aberturas son bastante peligrosas y deben evitarse, ya que la cabeza del bebé puede quedar atrapada. También quite los hilos decorativos o cintas que vea en la cuna, ya que representan un riesgo de estrangulamiento. Por la misma razón, evite atar los juguetes a la cuna con cuerdas. Nunca coloque la cuna cerca de cortinas o persianas. Los cordones en las persianas representan un peligro significativo, al igual que las cortinas que pueden asfixiar al bebé. Asegúrese de que el lado de la cuna permanezca firmemente en su lugar cuando se traba. También verifique regularmente si hay tornillos o piezas sueltas.

Paso 4: minimizar los elementos tóxicos

Para evitar los productos químicos, use un colchón orgánico, sábanas y mantas orgánicas en la cuna de su bebé. Si la cuna es vieja, es mejor quitar la pintura, ya que puede contener plomo. Repinte con una pintura que no tenga VOC (compuestos orgánicos volátiles).

Deja un comentario