Cómo descongelar una tubería séptica congelada

Las tuberías sépticas congeladas pueden tener resultados desastrosos si se dejan solas. La basura puede ser expulsada, desbordando en su patio, o la expansión del fluido también puede hacer que las tuberías se rompan. Hay muchas maneras diferentes de evitar que esto suceda, como envolver y aislar tuberías expuestas, pero aún pueden congelar las modificaciones de ubicación viva y las condiciones climáticas locales. Utilice estas pautas bajo su propio riesgo para tratar de resolver su problema de tubería séptica congelada.

Advertencia: muchas veces es mejor contratar a un plomero profesional para que descongele las tuberías o trabaje el equipo. Si algo sale mal con ellos, las tuberías definitivamente explotarán y esto será muy costoso y complicado de reparar y limpiar.

Paso 1 – Use agua caliente

Una de las soluciones más comunes para las tuberías congeladas es verter agua caliente en ellas. Esto a veces descongela la tubería si la escarcha no es demasiado crítica, pero debe usar este método con precaución, ya que si las tuberías están completamente bloqueadas con hielo, el agua caliente en las tuberías puede hacerlas explotar. Además, asegúrese de que su agua no esté demasiado caliente para las tuberías. Algunos materiales, como el PVC, tienen un umbral de calor que la temperatura del agua no debe cruzar; de lo contrario, podría dañar las tuberías accidentalmente.

Paso 2 – Calienta las tuberías

Este método solo funciona si puede acceder a la sección de tubería que está congelada. Obtenga un calentador eléctrico o una lámpara de calor, enchúfelo y apunte a la tubería séptica. El calentador eléctrico puede calentar el aire y hacer que el hielo se derrita. El procedimiento puede llevar a cabo mucho tiempo, pero es efectivo.

Paso 3 – Prueba una pistola de calor

Si el hielo aún no se ha derretido después de calentarlo durante algunas horas, puede continuar usando una pistola de calor. Mueva la pistola de calor hacia adelante y hacia atrás para distribuir el aire caliente alrededor de la tubería séptica. También puede usar un secador de pelo en caso de que no tenga una pistola de calor.

Paso 4: use la cinta de calor eléctrica

Hay muchas veces en que la congelación es severa, por lo que es posible que necesite una solución más drástica. Puede envolver la cinta térmica eléctrica alrededor del área congelada que desea descongelar. Un extremo de la cinta térmica eléctrica debe enchufarse a una salida de 110 voltios. El proceso es muy lento, pero tiene la ventaja de descongelar gradualmente las tuberías y evitar que se congelen más.

Paso 5 – Alquile una máquina de descongelación de tuberías

Si no tiene una máquina para descongelar tuberías, puede ir a su ferretería local y alquilar una. Coloque la sección congelada de las tuberías sépticas en el medio de las abrazaderas de resorte que forman parte de la máquina. Una vez que haya encendido la máquina, las tuberías sépticas comenzarán a descongelarse.

Idealmente, uno de estos métodos podría resolver su problema, de lo contrario, es hora de obtener ayuda profesional. Una vez que se solucione su situación, consulte la ayuda sobre los pasos que puede seguir para evitar que esto vuelva a suceder la próxima vez que baje la temperatura.

Deja un comentario