Cómo detener el ruido chirriante de la puerta de tu baño

Ese ruido chirriantesalir de la puerta de tu baño puede ser realmente molesto, especialmente si alguien usa el baño por la noche. Silenciar la puerta del baño no es una tarea difícil. Hay muchas formas de hacerlo. Las puertas de los baños se ponen chirriantes por varias razones, todas relacionadas con las bisagras: corrosión, óxido, trabajos de pintura deficientes o lubricantes de baja calidad.

El método más fácil es gotear aceite de cocina en las bisagras; sin embargo, hacerlo detendrá los chirridos solo por un corto tiempo. Las bisagras también se volverán muy pegajosas y permitirán que se acumule la suciedad. Puede solucionar el problema lubricando adecuadamente las bisagras y los pasadores de las bisagras. Para obtener los mejores resultados, primero debe limpiarlos y protegerlos contra el óxido y la corrosión, que son causados ​​por la humedad en el baño.

Paso 1 – Retire el pasador

Para quitar el primer pasador de las bisagras, coloque un clavo debajo del pasador y golpéelo con un martillo. Cuando el pin esté forzado, sáquelo. Si el diseño de la bisagra no le permite hacerlo, use un destornillador de punta ranurada. Inserte la punta del destornillador debajo de la cabeza del pasador y golpee el mango del destornillador con el martillo. Continúa tocando hasta que puedas sacar el alfiler con los dedos. Tenga cuidado cuando retire los pasadores para evitar hacerse daño. Retire y repare un pin a la vez.

Paso 2 – Limpie el pasador

Coloque el pasador horizontalmente en el periódico. Si está corroído y oxidado, límpielo a fondo. Puede tener restos de pintura y lubricante viejo. Debe usar lana de acero o tela de esmeril para eliminar todos los escombros. La superficie del pasador debe ser lisa cuando aplique el lubricante en aerosol. El lubricante es muy eficiente para desengrasar el metal y prevenir el óxido y la corrosión. Los pasadores y las bisagras, así como todos los objetos metálicos en su baño, están expuestos a cambios de temperatura y humedad. Deben protegerse adecuadamente contra el óxido y la corrosión.

Paso 3 – Limpie las bisagras

Limpie las bisagras con lana de acero. Aplique un poco de lubricante en aerosol en las bisagras también.

Paso 4 – Aplicar lubricante

Lubrique los pasadores y las bisagras con lubricante para cadenas de motocicletas. Distribuya el lubricante por todas las bisagras. El lubricante para cadenas de motocicletas es muy eficiente. Protege el metal contra cambios de temperatura y humedad. También podría usar vaselina, pero acumulará polvo y permitirá la acumulación de suciedad. El aceite de cocina no es una buena solución porque se vuelve pegajoso y también puede liberar malos olores. El polvo de grafito también puede evitar chirridos, pero puedo esparcirme y dejar una neblina oscura por todo el lugar.

Paso 5 – Reinserte el pasador

Vuelva a insertar el pasador en la bisagra. Repita los pasos 1-5 con los siguientes pasadores y bisagras. Asegúrese de limpiar y lubricar todas las bisagras de la puerta del baño.

Deja un comentario