Cómo estampar una pared

La creación de plantillas es una excelente manera de agregar un color secundario y un patrón a una pared. Aunque el proceso parece bastante sencillo, hay varias cosas que debe saber para obtener el patrón perfecto. Aquí hay siete pasos simples sobre cómo modelar correctamente una pared.

Paso 1 – Preparación de la pared

Prepare la pared colocando un paño sobre cualquier mueble para protegerlo de las salpicaduras de pintura. Asegúrese de que la superficie de la pared esté limpia y seca para obtener un acabado liso . Si planea pintar la pared de un color diferente, hágalo antes de aplicar la plantilla. También debe tener la plantilla y saber qué color está usando para acentuar la comparación antes de continuar con el siguiente paso.

Paso 2: determinar el diseño del patrón

El punto de partida para la plantilla estará determinado en gran medida por la forma de la pared. Si la pared es cuadrada y libre de ventanas o puertas, se recomienda comenzar en el centro y salir. Si está haciendo una plantilla alrededor de una puerta, entonces puede comenzar en una esquina. Pero necesitarás jugar con la posición hasta que encuentres el lugar perfecto.

Paso 3: mantener la plantilla en su lugar

Una vez que descubrió el punto de partida, puede garantizar la plantilla en su lugar. Puede comprar spray adhesivo especial para mantener la plantilla en su lugar o usar cinta de pintor. El spray adhesivo funciona bien porque no tiene que preocuparse por rasgar la pintura. Pero mientras la plantilla no se mueva durante el proceso de pintura, estará bien. Vuelva a verificar para identificar de la plantilla esté directamente antes de marcar los puntos de registro en la plantilla.

Paso 4 – Plantilla de pintura

Con la plantilla establecida en su lugar, puede comenzar a pintar. Es mejor usar un pincel con punta de espuma para el trabajo de la plantilla en lugar de un pincel con cerdas. Si tiene que usar un pincel tradicional, use la menor cantidad de pintura posible y aplique la pintura en la pared en lugar de cepillarla. Esto se llama punteado y ayuda a evitar que la pintura se meta debajo de la plantilla y arruine el patrón. También debe usar este método con cepillos de espuma. Puede usar una toalla de papel sobrante para quitar el exceso de pintura si accidentalmente toca demasiado el pincel.

Paso 5 – Obteniendo un Patrón Limpio

Mantener la plantilla hacia abajo con la mano mientras pinta también ayuda a crear líneas más rectas. Después de haber cubierto toda la plantilla, marque los puntos de registro con un lápiz. Luego cambie la plantilla a la siguiente ubicación, superponiendo un conjunto de marcas de registro. Esto asegurará que el patrón sea recto a través del tramo de la pared. Si desea volver a verificar su trabajo, siempre puede usar un nivel para verificar que esté distribuido de manera uniforme.

Paso 6 – Repita el proceso

Siga repitiendo este proceso hasta que toda la pared quede cubierta por el patrón de la plantilla. Cuando llegue a la esquina de la pared, es posible que tengamos que doblar la plantilla para que quede completamente al ras. Este paso puede ser un poco complicado, por lo que es posible que desee guardar las esquinas para el final. Si está trabajando alrededor de puertas o ventanas, use la marca de plantilla más cercana para mantener el patrón. Una vez que haya terminado una fila completa, puede regresar y borrar las marcas de lápiz.

Paso 7 – Terminando

Hacer una plantilla en una corta completa lleva mucho tiempo, así que tómate unos descansos y descansa si es necesario. Una vez que hayas terminado, deja que la pintura se seque por completo antes de hacer retoques. Si observa una sección que necesita ser completamente renovada, simplemente pinte sobre ella con el color de fondo original e intente nuevamente con la plantilla. Hacer plantillas es mucho trabajo, pero te sorprenderás con los resultados si te quedas con ellas.

Deja un comentario