Cómo evitar que las líneas de combustible de un automóvil se congelen

Cuando las temperaturas exteriores pueden estar por debajo de los niveles de congelación y el vapor de agua ingresan a las líneas de combustible de su automóvil, sus líneas de combustible pueden congelarse fácilmente. La reparación de una línea congelada normalmente es económica, pero puede ser frustrante tratarla. En su lugar, siga estos sencillos pasos para evitar que el problema ocurra en primer lugar.

Paso 1: mantener la carga de la batería al nivel máximo

Para que las líneas de combustible de su automóvil no se congelen, asegúrese de que la batería esté completamente cargada . Pequeños recorridos en su vehículo pueden provocar una caída en la carga de la batería. Para mantener su batería cargada, no permitir que su vehículo permanezca sentado durante largos períodos de tiempo sin ser conducido.

Paso 2: mantenimiento de su sistema de combustible

Luego, evite que sus líneas de combustible se congelen vertiendo un aditivo de combustible en el sistema. Compre un anticongelante de la línea de combustible en su tienda automotriz local para agregarlo al sistema de su automóvil. Siga las instrucciones del fabricante. Esta sustancia evitará que sus líneas se congelen, incluso a bajas temperaturas.

Paso 3: mantener el tanque de combustible a la capacidad máxima

Además, mantenga su tanque de combustible a su capacidad máxima para disminuir la humedad en su sistema. Cuanta menos humedad haya en el sistema, menos posibilidades hay de que sus líneas de combustible se congelen.

Deja un comentario