Cómo hacer una chimenea eléctrica ruidosa sea silenciosa

Una chimenea eléctrica ofrece el encanto de una chimenea de leña real sin la molestia de la ceniza y el hollín. Este tipo de quimeneas crean la apariencia de un incendio, con los correspondientes ruidos crepitantes. Si bien la mayoría de los ruidos de las chimeneas eléctricas recientemente renovadas son relajantes y relajantes, los ruidos que producen algunas chimeneas eléctricas antiguas no lo son. Si acaba de instalar una nueva unidad y tiene problemas, si su chimenea tiene años, arregla la raqueta con esta guía.

Advertencia: antes de intentar cualquiera de las siguientes soluciones, asegúrese de que su chimenea eléctrica esté apagada y desconectada de cualquier fuente de energía, para no electrocutarse ni electrocutarse.

Paso 1 – Verifique las conexiones de hardware

La mayoría de las veces, una chimenea eléctrica es ruidosa porque tiene hardware suelto. Revise los tornillos de la chimenea para ver si están bien atornillados. De lo contrario, use una llave y un destornillador para apretar las conexiones sueltas. Encienda el dispositivo nuevamente y observe cualquier cambio. Si el ruido sigue ahí, continúe con el siguiente paso.

Paso 2 – Revise los tubos

Los tubos doblados también pueden crear ruido innecesario. Con el tiempo, los tubos de su chimenea pueden doblarse, lo que hace producir un ruido de traqueteo. Inspeccione visualmente su dispositivo para ver si hay tubos doblados y, si alguno, deshágalos sujetos con un martillo.

Paso 3 – Verifique el soplador

Si su chimenea aún no está en silencio, debe revisar el soplador, a continuación. Esta pieza podría haber aflojado, o podría estar completamente fuera de balance. Limpie su soplador por cualquier pelusa o suciedad acumulada para resolver este problema.

Paso 4 – Lubrique la varilla

Escuche el ruido que produce su chimenea eléctrica. Si se trata de un chirrido, es posible que deba lubricar la barra de fuego interior. Para lubricar la varilla, abra la parte posterior del panel de su chimenea y lubrique la varilla con aceite industrial.

Paso 5 – Reemplace el motor

Si su chimenea eléctrica suena como si estuviera triturando, podría ser el momento de reemplazar el motor de la llama o el control de velocidad. El proceso para reemplazar el motor diferirá según la marca y el modelo de su chimenea, así que consulte con la guía del fabricante.

Paso 6 – Verifique el interruptor de límite

Un interruptor de límite defectuoso se enciende, se sobrecarga y luego se apaga para enfriar todo el sistema. Si su chimenea eléctrica hace esto, entonces el interruptor de límite podría ser el culpable. Para arreglar el interruptor, abra la unidad y compruebe si hay un disco redondo que tenga dos cables. Los discos redondos solo se abren y cierran con temperaturas específicas. Reemplace los discos y vea si esto soluciona su problema.

Si las instrucciones de solución de problemas anteriores no ayudan, es posible que deba comprar una nueva chimenea eléctrica. Antes de comprar uno nuevo, asegúrese de considerar su costo, facilidad de uso y seguridad general .

Deja un comentario