Cómo instalar correas de tubería

Las correas de tubería, también llamadas abrazaderas de tubería, tienen varias funciones. Su objetivo principal es asegurar las tuberías a una superficie y evitar que se caigan. Las correas también ayudan a prevenir la vibración de la alta presión del agua, por lo que las tuberías a veces se vuelven ruidosas. Estos sonidos empeorarán con el tiempo, especialmente cuando las correas existentes se aflojen del constante aluvión de presión. Con eso en mente, es importante mantener las correas de las tuberías seguras y revisarlas periódicamente para evitar tuberías ruidosas.

Paso 1 – Inspección

El primer paso en la instalación de correas de tubería es descubrir dónde están haciendo ruido las tuberías. Puede hacer esto abriendo el agua y escuchando golpes y ruidos fuertes. Una vez que localice las áreas problemáticas, mida la longitud de la tubería para determinar cuántas correas necesitará. Se recomienda instalar soportes de tubería cada cuatro a seis pies, dependiendo del tamaño de la tubería. Es posible que necesite acercar los soportes si la presión del agua es demasiado alta para el espacio recomendado.

Paso 2 – Encuentra el tamaño correcto

Antes de salir y comprar correas de tubería, debe medir el diámetro de la tubería para asegurarse de que encajen. La mayoría de las abrazaderas se adaptarán a una variedad de tamaños y están hechas específicamente para ciertos tipos de material. El color de la abrazadera debe corresponder al color de la tubería. También debe considerar el tipo de correa de tubería y si funcionará para su sistema. Algunos tipos de abrazaderas, como las abrazaderas de silla de montar, se pueden atornillar directamente en su lugar, mientras que otras se sujetan alrededor del diámetro de la tubería y se suspenden desde arriba.

Paso 3 – Instalar

Después de que haya seleccionado el tipo correcto de correa para tubería, es hora de la instalación. La instalación variará según el tipo de abrazadera que seleccione. Para las abrazaderas de silla de montar, necesitará una superficie segura para atornillarlas. Los pernos son ideales para este propósito, aunque es posible que necesite instalar materiales de soporte adicionales para una separación adecuada. También debe usar tornillos de calidad al instalar abrazaderas y asegurarse de que estén ajustados contra la superficie. Cualquier movimiento en las tuberías puede crear ruido y aflojar las abrazaderas con el tiempo.

Paso 4 – Verifique las abrazaderas existentes

Después de haber instalado con éxito las nuevas correas, es una buena idea inspeccionar todo el tramo de tubería en busca de accesorios sueltos. En hogares antiguos, puede encontrar correas con clavos. Los clavos deben reemplazarse con tornillos porque es menos probable que se desalojen bajo presión. Si encuentra una abrazadera suelta, simplemente muévala unos centímetros y atorníllela en otra parte del respaldo. Si el sistema de tuberías no tiene correas, es una buena práctica instalarlas en toda la casa para evitar futuros problemas.

Paso 5 – Verificación final

Una vez que todo esté instalado, debe asegurarse de que las correas estén haciendo su trabajo. Abra el agua y escuche nuevamente cualquier ruido . Es posible que necesite instalar correas adicionales cuando sea necesario o considerar una tubería de mayor diámetro si la presión es demasiado alta. Afortunadamente, las correas de tubería son económicas, por lo que agregarlas al sistema de plomería de su hogar no arruinará el banco.

Consejos

Puede encontrar correas de tubería localmente o en línea. Al comprar soportes para tuberías en línea, asegúrese de verificar dos veces los límites de ajuste y peso de las abrazaderas. No todas las correas de tubería se crean de la misma manera, y seleccionar el tipo correcto para su hogar le asegurará que ponga fin a esas ruidosas tuberías de una vez por todas.

Deja un comentario