Cómo limpiar un horno de aceite

Limpiar el horno de aceite es extremadamente importante ya que el aceite es un tipo de combustible muy sucio que se vuelve a arenoso con el tiempo. Para que su horno de aceite funcione de manera eficiente, debe limpiarse antes de que llegue la temporada de invierno para que pueda funcionar bien, y debe limpiarse todos los meses durante el uso continuo durante la temporada de frío. Si su horno de aceite se hace demasiado difícil de limpiar, el filtro del horno debe reemplazarse por uno nuevo.

Paso 1: apague la alimentación

Recuerde siempre que cuando trabaje con electrodomésticos, es muy importante apagar la fuente de alimentación principal. Trabajar en un electrodoméstico que actualmente funciona puede causar accidentes eléctricos y quemaduras.

Paso 2 – Retirar la cubierta del panel

El horno a menudo está cubierto con un panel de metal. Usando su destornillador, retire el panel para poder acceder a las partes del horno de aceite a limpiar.

Paso 3: deslice el filtro

Mire su filtro y evalúe la cantidad de suciedad en él. Si está extremadamente obstruido, es mejor reemplazarlo que limpiarlo. Si necesita reemplazar el filtro, lleve el filtro viejo a su ferretería local y obtenga un reemplazo. Algunos hornos de aceite pueden tener un filtro permanente conectado. Es mejor consultar el manual del propietario sobre cómo limpiar el filtro.

Paso 4 – Retirar la unidad del ventilador

Si esto es posible, use su llave y destornillador para aflojar los tornillos y pernos que lo sujetan al horno. Use su aspiradora para eliminar toda la suciedad y los desechos que se acumularon en su horno. Para la suciedad más dura que se ha acumulado en las superficies, use un cepillo y limpie suavemente la suciedad rebelde. Utilice su aspiradora repetidamente para eliminar los escombros que se han desprendido de las superficies. Asegúrese de que no quede suciedad dentro del horno después de haberlo limpiado.

Paso 5 – Limpie la aspa del ventilador

Las aspas del ventilador también recolectan mucha suciedad y escombros, por lo que también tiene limpieza. Cepille suavemente las cuchillas y, si es posible, sumérjalas en agua jabonosa para aflojar la suciedad. Una vez limpio, secar con un trapo. Use su aspiradora si queda más suciedad persistente colgando de la cuchilla. Verifique también las esquinas y los bordes para que estén de los limpios.

Paso 6 – Reemplace el filtro y el ventilador

Vuelva a colocar el ventilador y asegurar los pernos y tornillos que lo sujetan en su lugar. Deslice el filtro de reemplazo limpio o nuevo en su lugar. Una vez que el filtro y el ventilador están ubicados en su lugar, atornille la cubierta del panel de metal de su horno.

Paso 7 – Encienda la fuente de alimentación

Controle si ha reemplazado correctamente el ventilador y observe si el horno funciona mejor.

Deja un comentario