Cómo mantener linóleo

Aunque es un material natural y duradero, el piso de linóleo requiere mantenimiento de rutina para garantizar que dure mucho tiempo. No es difícil de limpiar, pero ocasionalmente necesitará quitar un sellador protector viejo y agregar cera nueva.

Cosas para recordar

Nunca use productos de limpieza agresivos y comerciales en el piso de linóleo, ya que pueden dañar la superficie. Tenga cuidado al usar cualquier tipo de limpiador, incluso los llamados suaves, ya que pueden dejar una película en el piso que eventualmente necesitará que la quite y aplique nuevas capas de cera.

Paso 1 – Identifica tu piso

A veces debe determinar si su piso es de linóleo o vinilo. Ambos son productos sintéticos y su apariencia es similar. Puede raspar un área del piso que se encuentra en un lugar discreto. El color, en una baldosa de linóleo, atraviesa todo el material, donde está estampado en la parte superior del vinilo. Por el contrario, cuando raspa un mosaico de vinilo, el patrón se desprenderá por completo.

Paso 2 – Prepara el piso

Asegúrese de barrer el piso libre de polvo y otros desechos en movimiento. Use agua tibia y viértalo lentamente por todo el piso, dejándolo reposar durante unos minutos para aflojar cualquier sustancia que se le pegue.

Paso 3 – Limpie el agua

Retire el agua con un paño suave o una toalla de papel. Esta técnica sin detergente debe limpiar fácilmente los pisos de linóleo que no estén muy manchados. Las aplicaciones frecuentes de agua tibia para eliminar sustancias pegajosas le ayudarán a evitar una limpieza más extensa.

Paso 4 – Use jabón

Si quedan varias manchas o manchas persistentes, use unas gotas de líquido para lavar platos y agua tibia frotando suavemente el piso con un paño o cepillo de limpieza. Las manchas persistentes, como las marcas de desgaste de los zapatos, se pueden eliminar aplicando un poco de agua tibia con jabón para lavar platos y frotando el lugar sucio con una pelota de tenis. Corta la pelota por la mitad con un cuchillo utilitario para un manejo más fácil.

Paso 5 – Desecha la alfombra

Si su piso de linóleo tiene alfombras amarillas manchadas debajo, retire la alfombra y eventualmente volverá el color completo.

Nota: Si fallan todos los intentos de limpieza, debe pelar la cera que cubre el piso y luego volver a aplicar una o dos capas.

Paso 6 – Circulación de aire limpio

Abra todas las ventanas y encienda los ventiladores presentes en la habitación. Trabaje áreas pequeñas a la vez, esparciendo amoníaco en el piso con un paño.

Paso 7 – Retire el amoníaco

Espere unos 30 minutos y luego retire el amoníaco con toallas de papel. Use un poco de agua tibia y unas gotas de vinagre para eliminar el amoníaco restante.

Paso 8 – Encerar

Aplique varias capas de cera permitiendo que cada aplicación se seque antes de la siguiente.

Deja un comentario