Cómo mantener mini bombas de calor divididas

Las mini bombas de calor divididas son una de las formas más eficientes de climatizar su hogar. La bomba constante de un sistema de calefacción, aire acondicionado y ventilación sin conductos de dos unidades. Una unidad está ubicada en el exterior mientras que otra unidad está instalada en el interior. La tubería de cobre conecta las dos unidades. Una bobina en la unidad exterior sirve como intercambiador de calor y compresor. La unidad interior contiene una bobina y un ventilador. El ventilador distribuye aire por toda la casa. Varios mandos de aire o «cabezas» se adjuntan en varios lugares de la casa. La bomba distribuye refrigerante a los diferentes controles de aire.Es vital que mantenga su bomba bien para una mayor eficiencia, pero esto no es difícil de lograr.

Paso 1 – Limpie la carcasa

Apague la fuente de alimentación antes de limpiar la bomba. Use un cepillo suave para limpiar la suciedad y los escombros de las rejillas de salida de aire. Mezcle un poco de detergente suave y agua tibia en un recipiente. Sumerja un paño suave en el agua. Exprima el paño para eliminar la mayor parte del agua. Limpie la superficie exterior de la bomba de calor con el paño. Enjuague el paño varias veces mientras limpia para evitar residuos de suciedad en los paneles de la bomba.

Paso 2 – Retirar los filtros

Verifique las flechas en el panel de superficie para obtener instrucciones sobre cómo eliminarlas. Baje el panel y límpielo. Verifique los filtros de aire para ver una etiqueta que le permite quitar los filtros. Sostenga la cinta y extraiga con cuidado los filtros como guían las flechas.

Paso 3 – Limpie los filtros

Elimine el polvo y la suciedad de los filtros con la ayuda de un cepillo de aspiración. Lave los filtros en agua tibia con un poco de detergente suave. Use un cepillo de cerdas suaves para limpiar los filtros a fondo. Enjuague los filtros y colóquelos en un lugar fresco y seguro para que se sequen por completo. Evite el agua caliente cuando limpie su mini bomba de calor dividida, ya que podría causar decoloración. Es mejor limpiar los filtros cada 3 meses. Sin embargo, si vive en una región polvorienta, es mejor que las limpie con más frecuencia.

Paso 4 – Verifique los respiraderos y el condensador

Examine la salida de aire y las rejillas de entrada. A veces, la suciedad y los desechos pueden acumularse en la salida. Esto dificulta el flujo de aire adecuado. Utilice una espátula para eliminar las obstrucciones de la salida y las rejillas de ventilación. Ubique el condensador dentro de la bomba. Verifique para confirmar que esté montado correctamente. Haga ajustes si es necesario.

Paso 5 – Vuelva a instalar los filtros

Recupere sus filtros limpios. Deslice los filtros en su ranura como lo que guían las flechas. Vuelva a instalar el panel. Restaure la energía de su mini bomba de calor. Debería darte un servicio regular.

Paso 6: tome medidas de protección

No salpique agua sobre su mini bomba de calor, ya que puede provocar un mal funcionamiento de la unidad. Asegúrese siempre de que no haya obstrucciones en la salida de aire ni en las ventilaciones de admisión. Las obstrucciones obstaculizan la eficiencia de la unidad. Si nota que su unidad no está correctamente conectada a tierra, realice los ajustes necesarios.

Deja un comentario