Cómo perforar en plexiglás

El plexiglás es un material que se usa específicamente en lugar del vidrio normal para varias aplicaciones. Es duradero, pero liviano, lo que lo hace perfecto tanto para edificios residenciales como comerciales. Aprender una perforación en plexiglás evitará errores comunes que pueden arruinar la superficie.

Paso 1 – Prepárate

La perforación en plexiglás requiere algunos pasos adicionales que no se encuentran al perforar en madera o metal. Primero, coloque el plexiglás sobre una pieza gruesa de chatarra en la que no le importará perforar. Luego marque la ubicación del orificio con un lápiz de grasa o un marcador permanente. Luego coloque un trozo de cinta adhesiva sobre la marca. Esto evitará astillarse cuando comience a perforar en el plexiglás.

Paso 2 – Elige un hoyo piloto

Antes de perforar, siempre es una buena idea comenzar un agujero piloto cuando se trabaja con cualquier material terminado. Un agujero piloto debe tener al menos la mitad del diámetro del agujero terminado. Un agujero de ½ pulgada requeriría un agujero piloto de ¼ de pulgada.

Paso 3 – Taladro

El intenso calor provocado por la fricción de la broca se estresará el plexiglás, lo que provocará grietas y astillas. Mientras perfora el orificio final, use una botella rociadora para lubricar el plexiglás con agua durante la perforación.

Deja un comentario