Cómo pintar una parrilla de barbacoa

Con el tiempo, una parrilla de metal con frecuencia a perder su brillo y brillo y se vuelve susceptible a la oxidación al entrar en contacto frecuente con la humedad del exterior. Pintar su barbacoa es una tarea fácil que puede transformar completamente su aspecto y extender su vida útil. Por lo tanto, no permita que su parrilla sufra una muerte lenta por acumulación de óxido. Siga estos pasos y agregue una nueva capa de pintura antes de que su pintura vieja se desgaste por completo.

Paso 1 – Seleccionar ubicación

Seleccione un lugar abierto adecuado con flujo de aire suficiente para pintar su parrilla. Debe estar al aire libre para evitar que inhale vapores de pintura y evitar que se propaguen en el hogar, lo que podría ser perjudicial para los niños y las mascotas. Luego, coloque una capa de periódicos o bolsas de basura debajo de la parrilla para evitar que caigan gotas sobre el pavimento. Eliminar la pintura de la superficie de un patio solo hará más trabajo para ti más tarde.

Paso 2 – Limpie la parrilla

Póngase en contacto con guantes de goma y limpie su parrilla para eliminar toda la suciedad, grasa y partículas de comida adheridas. Este es el paso más importante porque cualquier cosa que deje atrás conducirá a una capa desigual de pintura, así que asegúrese de prestar atención especial a toda la superficie.

Frote el exterior y el interior con un cepillo de alambre para eliminar las partículas secas de alimentos, mugre y óxido. Rocíe las partículas rebeldes con una mezcla de detergente líquido y agua tibia y déjelo durante varios minutos antes de volver a frotar. El detergente los aflojará, haciendo que se laven más fácilmente. Cuando haya terminado, limpie los residuos con un paño húmedo o una toalla y deje que se seque por completo.

Paso 3 – Cubra las piezas adicionales con cinta adhesiva

Aplique cinta de enmascarar a las partes de la parrilla que no desea pintar, como las manijas, las perillas o los tornillos. No te vuelvas perezoso con este paso; Los errores pueden suceder muy fácilmente y serán permanentemente.

Paso 4 – Aplicar imprimación

Sostenga una lata de imprimación de aerosol de metal resistente al calor a un pie de distancia de la superficie de la parrilla y aplique la primera capa. Permita que se seque durante veinte minutos antes de aplicar otro. Pulverizar demasiado en un lugar en particular puede hacer que la imprimación gotee, así que asegúrese de moverse lentamente pero de manera constante para obtener una cobertura completa y uniforme.

Paso 5 – Aplicar pintura

Asegúrese de que su capa superior también sea una pintura en aerosol de metal resistente al calor, una que pueda soportar temperaturas de al menos 1000 grados Fahrenheit para evitar incendios o daños mientras usa la barbacoa. Además, verifique que la imprimación se haya secado completamente antes de comenzar. Déjelo secar por media hora más si aún se siente húmedo.

Mantenga la lata a un pie de distancia de la superficie y muévala lentamente y de manera constante para obtener una capa uniforme. Permita que se seque por completo durante cuarenta minutos a una hora y volverá a pintar hasta obtener el aspecto deseado. Pintar al menos dos capas le dará a la parrilla un color sólido y un acabado más duradero. Mantenga la parrilla en un lugar protegido y deje que se seque durante la noche.

Deja un comentario