Cómo planear y mantener un campo de drenaje

Un campo de drenaje, o campo de lixiviación, es el área en la que drena un sistema séptico. Se compone de una serie de tuberías y materiales como grava y tierra. El campo trabaja para eliminar material del sistema séptico y luego para eliminar los contaminantes. Hay varias cosas que tener en cuenta para mantener su campo de drenaje funcionando como debería.

1. Diseño

Contratar un ingeniero para diseñar e implementar el campo de drenaje es la mejor manera de hacerlo. Esto asegurará que el campo cumpla con todas las regulaciones locales y evitará fallas de diseño comunes. El tamaño del campo de drenaje necesario dependerá de la tasa de filtración del suelo y del tamaño de la casa. Si el suelo es pobre, podría tomar hasta 9,000 pies cuadrados para el área de absorción. Es por eso que un ingeniero será el más adecuado para el trabajo. Podemos probar el suelo y planificar un campo en consecuencia.

2. Bloquearlo

Es importante saber dónde está ubicado su campo de drenaje. Si es posible crear una barrera, esto podría hacerse. Los pesos pesados, como los de automóviles, ganado u otro equipo pesado, pueden romper las tuberías utilizadas en el campo. Tampoco quieres construir nada encima del campo de drenaje. Patios, cenadores y cocheras deben construirse en otras áreas. Pavimentar sobre el campo también puede dañar la función, ya que bloqueará el oxígeno vital. Muchas personas plantarán jardines sobre su campo de drenaje. Si bien este es un buen uso del espacio, solo debe usar plantas que tengan raíces poco profundas. Los árboles y arbustos deben mantenerse al menos a 30 pies de distancia.Esto protege las tuberías del enraizamiento que ocurre con los árboles y arbustos más grandes. Las plantas y pastos poco profundos también ayudan a prevenir la erosión del suelo.

3. Escorrentía de agua

Es posible que deba reorientar las zanjas de drenaje y los sistemas de canales. El agua que se deja correr hacia el campo de drenaje saturará el suelo, debilitándolo y dejando las tuberías abiertas para dañarlas. La mayoría de los ingenieros crean una ruta de drenaje separada para las fuertes lluvias también para ayudar a evitar que el campo se sature demasiado.

4. Sabre identificar un problema

Los sistemas sépticos son generalmente fáciles de cuidar. El primer signo de un problema normalmente cambiará en el campo de drenaje, por lo que es importante saber qué buscar antes de los problemas se salgan de control. Si ve puntos húmedos en el campo, debe verificar. Esto puede ser de un sistema que no fluye hacia abajo como debería. Si esto se soluciona, comenzará a ver la superficie de las aguas residuales. Si tiene agua de pozo, debe analizar la presencia de bacterias varias veces al año. Un campo de drenaje que está retrocediendo a menudo puede conducir a coliformes en el agua del pozo. Cualquier olor desagradable también indica un problema con el campo de drenaje.Si algo de esto ha sucedido, es hora de llamar a un profesional.

Deja un comentario