Cómo plantar y cultivar orégano al aire libre

El orégano es un tipo de hierba de menta utilizada como agente aromatizante en varios platos culinarios turcos, españoles, griegos, dominicanos e italianos. Principalmente, se usa para condimentar salsas de tomate, vegetales fritos y carnes a la parrilla. El orégano se puede cultivar fácilmente tanto en interiores como en exteriores. Las plantas de orégano son de naturaleza perenne, su vida no es más de 4 años. Durante este tiempo, pueden crecer hasta una altura máxima de 30 a 32 pulgadas.

Momento ideal para plantar

El orégano proviene de las áreas mediterráneas y algunas otras regiones asiáticas; aparentemente, esto muestra que la planta necesita un clima cálido para un crecimiento saludable y no puede soportar las heladas o el frío extremo. Por lo tanto, el momento ideal para plantar será abril o mayo. Si está plantando directamente las semillas al aire libre, asegúrese de que las temperaturas exteriores no sean muy bajas. Sin embargo, si planea trasplantar las plántulas, cultívelas en contenedores y comience a trasplantar a mediados de marzo. Plantelos en lugares donde haya suficiente luz solar disponible.

Preparando el suelo

Las plantas de orégano requieren un suelo ligero y calcáreo para su crecimiento. En términos simples, el suelo no debe retener agua por más tiempo; entonces cualquier tipo de suelo promedio se adaptará al crecimiento de la planta. Afloje el suelo considerablemente para que las semillas tengan suficiente espacio para respirar. Los procedimientos para la plantación interior y exterior son ligeramente diferentes. Para la plantación al aire libre, primero debe plantar las semillas en macetas pequeñas, que tienen una profundidad de 12 pulgadas. Solo rocíe las semillas (no las cubra con tierra) y rocíe una neblina de agua sobre ellas. Las semillas germinarán en plántulas en un período de 2 semanas, después de lo cual estarán listas para ser trasplantadas a la ubicación prevista. Asegúrese de que las plántulas hayan alcanzado al menos una altura de 3 a 4 pulgadas.

El suelo del jardín también debe ser ligero y calcáreo. En el área designada, excave hileras de 3 a 4 pulgadas de profundidad y espaciadas al menos 6 pulgadas. Simplemente mantenga las hojas de las plántulas sobre el suelo y cubra la porción restante con tierra. El espacio entre las plántulas debe ser de al menos 6 pulgadas dentro de la fila para evitar el hacinamiento. Riégalas dos veces por semana, pero evita regarlas en exceso.

Consejos para un mejor crecimiento

  • No agregue ningún fertilizante químico fuerte ya que disminuye el sabor de las hojas.
  • Corta los tallos extraviados ya que pueden competir con las plantas vecinas.
  • El riego es necesario solo durante los primeros 3 meses, después de lo cual las plantas pueden valerse por sí mismas.
  • Cuando la planta comience a florecer, corte los botones florales. Esto ayuda a que la planta se vuelva más espesa. Además, cuando las flores polinizan y producen semillas, las hojas de la planta se vuelven amargas, lo que hace que la planta no sea apta para su uso.

Consejos de cosecha

  • El tiempo de cosecha se extiende de julio a noviembre.
  • Cuando la planta alcanza la altura de 4 a 5 pulgadas y tiene varias docenas de hojas, está lista para la cosecha.
  • Elija solo hojas tiernas ya que tienen un sabor más fuerte.
  • El momento ideal para recoger es temprano en la mañana cuando el rocío todavía está presente en ellos. A medida que sale el sol, el aceite en las hojas se seca, dando así menos sabor.

Deja un comentario