Cómo preparar tu auto para el invierno en 8 pasos

Ya sea que su automóvil sea viejo o nuevo, el invierno está lleno de desafíos automovilísticos. Debido a las temperaturas heladas, la nieve, el hielo y la lluvia, el acondicionamiento para el invierno de su automóvil puede ayudarlo a estar un paso adelante de lo que le depare el invierno. La siguiente es una guía simple que preparará mejor su vehículo para las duras realidades del invierno.

1. Niveles de fluidos

Hay tres niveles de líquido que debe revisar durante el invierno: refrigerante, aceite y líquido limpiaparabrisas. Tener la cantidad correcta de anticongelante en el radiador evitará que el refrigerante se congele a bajas temperaturas. Es una buena idea obtener un cambio de aceite nuevo antes de que llegue el invierno y cambiar una mezcla más delgada en áreas donde la temperatura está por debajo de cero. Finalmente, asegúrese de que su líquido limpiaparabrisas pueda soportar el frío. Compre una variedad resistente a la congelación para garantizar que su parabrisas se mantenga limpio en condiciones invernales.

2. Cinturonas

Mientras está en el compartimento del motor, nunca está más mirando por encima de las correas y mangueras. Las bajas temperaturas pueden aflojar las correas y las mangueras, haciendo que su motor trabaje más. Al inspeccionar las correas, busque grietas y ajustes flojos. Asegúrese de que todas sus mangueras estén bien conectadas y que no falten abrazaderas. Recuerde, un cinturón roto durante el invierno puede dejarlo en el camino, por lo que siempre es una buena idea reemplazarlos antes de que caído.

3. Limpiaparabrisas

Poder ver el camino claramente es importante mientras se conduce en condiciones invernales. Desafortunadamente, el hielo, la nieve, la lluvia e incluso la sal en las carreteras pueden reducir drásticamente la visibilidad . Para combatir la mala visibilidad, asegúrese de que las escobillas del limpiaparabrisas estén funcionando. Si sus cuchillas tienen más de un año, es probable que necesiten reemplazarlas. Cuando reemplace las escobillas del limpiaparabrisas, elija las que están fabricadas especialmente para el clima invernal.

4. Pisada del neumático

Los neumáticos desgastados y la baja presión de aire presentan una serie de desafíos diferentes en carreteras heladas o mojadas porque reducen peligrosamente la tracción. Verifique dos veces el manual de su vehículo para la PSI correcta. Necesitará un medidor de neumáticos confiable para verificar la presión, y después de hacerlo, inflar a la cantidad recomendada. Considere invertir en neumáticos para nieve en lugares con mucha inversión de nieve. Incluso si su área no recibe mucha nieve, debe reemplazar los neumáticos cada vez que la banda de rodamiento se desgasta demasiado.

5. Inspección de la batería

El motor no es la única parte de su automóvil que tiene dificultades para arreglar en condiciones de frío. La capacidad de su batería también se ve afectada negativamente por las bajas temperaturas. Para remediar esto, inspeccione su batería y asegúrese de que los cables y terminales estén limpios y libres de suciedad. Inspeccione los cables en busca de roturas y asegúrese de que estén conectados de forma segura a los terminales positivos y negativos. Controla el nivel de líquido en la batería y rellena con agua destilada si el nivel de líquido es bajo. Como medida de seguridad, siempre debe apagar el motor mientras trabaja alrededor de la batería.

6. Tracción en las cuatro ruedas

Tener tracción en las cuatro ruedas en invierno es excelente, pero solo si funciona correctamente. La tracción en las cuatro ruedas no hará que su vehículo sea invencible en hielo y nieve, pero le dará una mejor tracción. Si no ha usado su tracción en las cuatro ruedas por un tiempo, llévelo a su mecánico local para una inspección exhaustiva. La inspección no le costará mucho dinero, pero le da la tranquilidad de saber que tiene una tracción a las cuatro ruedas en caso de que el clima se ponga feo.

7. Calefacción y refrigeración

Mantenerse caliente durante el invierno puede ser un desafío, especialmente si el calentador de su automóvil no funciona correctamente. Además de mantenerte agradable y tostado, el calentador de tu auto ayuda a descongelar las ventanas. Si su calentador no funciona, es probable que necesite reemplazar las bobinas de calentamiento. Desafortunadamente, esta es una reparación costosa, pero definitivamente vale la pena los beneficios a largo plazo.

8. Kit de emergencia

A veces, incluso los mejores preparativos se descarrilan por una fuerte tormenta de invierno. Si alguna vez te encuentras atrapado en las carreteras durante una tormenta, ten un kit de emergencia a mano puede salvar la vida. Un buen kit de emergencia debe incluir: una linterna, señales de emergencia, una manta gruesa (incluida lana), guantes, gorro de invierno, bolsa de arena o arena para gatos (para tracción), un deshielo o raspador de hielo, una pala pequeña, comida, y agua. Si ya tiene un kit de emergencia, asegúrese de que cada artículo siga funcionando y reemplace los alimentos y el agua cuando sea necesario.

Deja un comentario