Cómo quitar las marcas de mordida en una cuna de guardería

Una cuna puede convertirse en una reliquia familiar a medida que se transmite de generación en generación. Hay mucha historia y sentimentalismo cuando se trata de la cuna, especialmente si pertenece a un primogénito o hijo único. Puede pasar por muchas casas y habitaciones diferentes en su vida, y debido a esto, puede haber algún daño que deba repararse. Una de esas imperfecciones que podría necesitar atención son las marcas de mordeduras en la barandilla de los habitantes anteriores de la cuna. Sin embargo, eliminar estas muescas es un proceso fácil con los pasos correctos.

Paso 1 – Barandilla de arena para eliminar el brillo

A medida que el bebé muerde la madera, quedarán pequeñas impresiones en la superficie de todo el riel. Estos se pueden alisar fácilmente con un lijado ligero. Sin embargo, dado que las cunas de madera tienen algún tipo de acabado protector en la superficie, primero deben quitarlo. Mantenga un ligero toque en el papel de lija durante todo el proceso; solo desea quitar el acabado y suavizar las marcas, no crear una depresión en la madera. Limpie el polvo que haya tenido con un trapo antes de continuar.

Paso 2 – Plancha el área

Dado que la mayoría de los bosques se hinchan cuando se calientan y humedecen, se pueden eliminar las marcas de mordida utilizando esta propiedad natural. Moje una toallita y colóquela sobre las marcas de mordida. Luego, coloca una plancha caliente sobre la tela. Asegúrese de que la plancha esté en la posición más alta sin vapor.

A medida que la plancha descansa sobre el paño húmedo, cree su propio vapor que hará que la madera en la barandilla se hinche y rellene las pequeñas marcas de mordida. No mantenga la plancha sobre la tela por un período prolongado de tiempo; espere solo unos 30 segundos antes de quitar la plancha.

Paso 3 – Continúa Steaming

Este método funciona para encajar en las marcas de mordida de forma natural. Sin embargo, puede llevar algo de tiempo llevar la madera al nivel original. Continúe con el proceso de vapor a lo largo de la barandilla hasta que se eliminen las marcas de mordida.

Paso 4 – Vuelva a manchar la barandilla

La mayoría de las veces, es muy fácil encontrar la mancha de color adecuada para combinar con el resto de la cuna. Una vez que haya localizado el color correcto, una pequeña cantidad en el área donde se realizó la reparación. No necesita mucho, ya que solo está tratando de hacer coincidir el área con el resto de la barandilla.

Paso 5 – Instale el protector de plástico

Dado que la prevención es la mejor forma de mantenimiento, un protector completo de riel de plástico para instalar sobre la madera. Esto no solo protegerá la madera del bebé, sino también al bebé de la madera. A veces, las toxinas o trozos de madera pueden causar reacciones graves en el bebé si está usando la barandilla como un juguete para la dentición, así que hazte un favor y deténlo antes de que comience.

Deja un comentario