Cómo reconstruir una culata

Una culata es una placa desmontable que se utiliza para cubrir el extremo cerrado de un cilindro en un motor de combustión interna. Reemplazar la culata puede llevar a cabo el tiempo, esfuerzo, concentración y organización. Sin embargo, si se hace correctamente, envió alivio y orgullo por haberlo hecho usted mismo.

Paso 1 – Retirar las piezas

Antes de que pueda reconstruir totalmente una culata , primero debe quitar todas las piezas afectadas, incluido el balancín, la válvula, el retén de la válvula, el sello de aceite, el resorte de la válvula y el otro conjunto de la válvula. Para hacer esto, necesitaría el trinquete y el zócalo, el compresor de resorte de válvula y los alicates de punta fina.

Al retirar cada parte, asegúrese de colocarlas en bolsas de plástico que estén etiquetadas. Esto es para ayudarlo a reconocer cada parte, así como organizar sus partes mientras realiza el trabajo.

Paso 2 – Limpie la culata

Después de haber sacado estas piezas, es hora de limpiar la culata. Limpie la culata del material de la junta vieja, el lodo, la acumulación de carbón y cualquier depósito restante depositado en la culata. Asegúrese de limpiar los depósitos en la cabeza, el refrigerante y los conductos de aceite de la culata. Use el solvente, el rascador de juntas y un cepillo de alambre para limpiar la culata.

Si los depósitos en la culata son un poco más difíciles de raspar o tienen una acumulación dura, entonces es mejor llevar la culata a una tienda de autos para la limpieza profesional.

Paso 3 – Inspeccione la culata

Una vez que haya terminado de limpiar la culata, tómese el tiempo para inspeccionar la culata. Revise la culata en busca de grietas. Además, vea si los asientos de la válvula tienen quemaduras, grietas o hoyos.

También es crucial verificar el desgaste del árbol de levas. Además, verifique si el árbol de levas está dentro de las especificaciones del fabricante utilizando un micrómetro. Las especificaciones del árbol de levas deben estar en el manual de servicio del vehículo.

Paso 4 – Verificar daños

Verificar si hay daños en la culata es el paso más importante al reconstruirlo. Al verificar la culata, puede determinar si necesita asistencia profesional, si se ha producido algún daño grave en la culata, y realizar las reparaciones necesarias.

Es necesario que compruebe los balancines, varillas de empuje, guías de válvulas, espárragos y vástagos para detectar daños. En caso de que se hayan producido demasiados daños en estas piezas, es aconsejable llevarlos a un taller más alto de reparación de automóviles para que lo reparen.

Paso 5 – Ensamble la culata

Después de todas las comprobaciones e inspecciones, ahora puede comenzar a reconstruir la culata . Vuelva a colocar todas las partes de la culata de la forma en que se las quitó. Use un nuevo sello de aceite para ensamblar la culata. Es importante tener en cuenta la ubicación de cada válvula, de lo contrario, la culata no funcionará correctamente.

Deja un comentario