Cómo reemplazar una válvula de control de gas en un calentador de agua

Si el calentador de agua en su hogar no funciona de manera efectiva, puede tener un problema con la válvula de control de gas. Este puede ser el caso cuando el agua no se calienta adecuadamente o la temperatura deseada (incluidos los casos en que hace demasiado calor). Si bien puede haber otras causas para este problema, si confirma que la fuente es una válvula de control de gas defectuosa, puede reemplazarla. Todo lo que necesita son herramientas básicas e instrucciones para ayudarlo.

Paso 1 – Inspección del calentador de agua por otros problemas

Eche un vistazo al dispositivo para ver si puede tener otros problemas que causen el mal funcionamiento de su calentador de agua. Por ejemplo, puede haber un problema con el volumen de agua que ingresa al calentador. Si es muy poco, el agua puede sobrecalentarse. La suciedad o la acumulación de escombros en la cámara de calentamiento también pueden causar una mala regulación de la temperatura, así como otras partes defectuosas, como el termopar o el termostato. Es menos común que la válvula de control de gas se descomponga que otras partes de su calentador de agua, y también es menos costoso resolver una de estas otras causas.

Paso 2: ensamblar los materiales

Reúna las herramientas que necesitará y ponerse su equipo de protección. Cuando compra una nueva válvula de control de gas en una ferretería o tienda de suministros para el hogar, es una buena idea llevar la vieja con usted cuando comprende. Esto le ayuda a obtener el equipo adecuado que coincida con el diseño de su calentador de agua específico.

Paso 3: cierre el gas

Apague la perilla de control de gas para interrumpir el suministro de gas al calentador de agua. Asegúrese de que la válvula de control de gas también esté cerrada para que no llegue gas al equipo de calefacción. Aún así, estoy atento a las fugas de gas. Si hay un fuerte olor a gas en la habitación, llame a la compañía de gas para corregir el problema de inmediato.

Paso 4: cierre el suministro de agua y vacíe el tanque

Localice la perilla de suministro de agua fría y apáguela para interrumpir el flujo de agua fría al sistema de calefacción. Facilita el drenaje del tanque antes de realizar el trabajo de reparación. Utilice cubos del tamaño adecuado para eliminar el agua del tanque de calentamiento. Asegúrese de que el calentador de agua esté vacío antes de revisar el tubo de descarga y desconectarlo.

Paso 5 – Retirar la válvula vieja

Utilice una llave para tubos para quitar la válvula vieja del sistema de calefacción. Dependiendo del diseño del tanque, también se pueden usar alicates o un destornillador para este propósito.

Paso 6 – Repare la nueva válvula de control de gas

Conecte la nueva válvula invirtiendo el proceso anterior. Envuelva un poco de cinta para tubos alrededor de las roscas y fije la válvula en su lugar con la mano primero. Luego, fíjelo el resto del camino con la llave para tubos, alicates o un destornillador. Asegúrese de que esté apretado y seguro para evitar fugas. Luego, vuelva a conectar la tubería de descarga que se desconectó antes y fíjela a la salida de la válvula. Tenga en cuenta que no todos los sistemas de calefacción de agua tienen esta pieza.

Finalmente, abra el suministro de agua para llenar el tanque y abra la válvula de gas y la perilla de gas para que el sistema de calefacción comience a funcionar. Verifique la presión de gas y tenga cuidado con las fugas. Si no detecta ningún problema, puede estar tranquilo sabiendo que su reemplazo fue exitoso.

Deja un comentario