Cómo reparar arañazos en acabado de madera de poliuretano

Cualquier superficie de madera con acabado de poliuretano puede desarrollar arañazos con el desgaste normal. Comúnmente los ve en pisos o mesas con uso intensivo. Además, una vez que el acabado protector se ha roto por un rasguño, la madera debajo puede dañarse irreparablemente por la humedad o la profundidad del rasguño en la madera. Por lo tanto, es mejor reparar los rasguños de inmediato y mantener la madera protegida .

Paso 1 – Determinar el tipo de rasguño

Examine el daño detenidamente para ver si es poco profundo, solo en el acabado, o si es un rasguño profundo que penetra en la madera debajo del acabado. Cada tipo requerirá un método diferente para tratarlo.

Paso 2 – Limpia la superficie

Limpie a fondo el área a tratar. Asegúrese de que no haya polvo en la superficie.

Paso 3 – Aplicar cera

Si el rasguño es superficial, la aplicación de cera puede ayudar a nivelar la superficie y ocultarla. Use un paño suave para poner la cera y luego púlala en la dirección del grano de madera. Deja que se seque durante unos minutos antes de obtener un paño limpio para darle un pulido final.

Paso 4: lije el área

Si el rasguño es demasiado profundo para repararlo con cera, comuníquese con el área con un papel de lija de grano fino. Siempre lije con la veta de la madera, no contra ella, y usa una ligera presión. Para un rasguño superficial, solo frote el área con lana de acero fina en lugar de papel de lija.

Luego tomé un paño limpio y rocíelo con agua. Úselo para limpiar el área y eliminar el polvo resultante del lijado. Deje que el área se secuencia por completo antes de continuar.

Paso 5 – Mancha la madera

Para disimular aún más el rasguño, tome un palo de relleno de madera o un marcador de madera. Asegúrese de hacer coincidir el color del palo o marcador lo más cerca posible de la madera para lograr los mejores resultados.

Paso 6: aplicación un nuevo punto de acabado

Tome el pincel de un artista y sumérjalo en una lata de poliuretano. Golpee sobre una toalla de papel para eliminar cualquier exceso, ya que esto le puede ayudar a aplicar una capa delgada que se combina mejor con el resto del acabado.

Aplique el poliuretano a las áreas rayadas y luego deje que se seque durante 24 horas. Agregue tantas capas como sea necesario para nivelar el área rayada con la superficie. Deje que cada capa se secuencia entre aplicaciones, pero no es necesario dejarlas reposar tanto como la primera.

Aprenda a reparar arañazos por su cuenta para evitar que tenga que contratar a un profesional y ahorrar dinero en el reajuste de facturas. Saber cómo hacerlo usted mismo también le ayudará a cuidar a los pequeños rasguños que nota de inmediato para que no empeoren. Además, no olvide que el mantenimiento regular es la mejor manera de proteger su madera terminada y mantenerla en buen estado.

Deja un comentario