Cómo reparar un inodoro que está suelto

Uno de los problemas más frecuentes y molestos con el inodoro de cualquier persona es una manija defectuosa . No hay duda de que el inodoro es uno de los equipos más importantes y de uso frecuente en el hogar de cualquier persona. Por lo tanto, es muy inconveniente cuando hay algo mal con él. Si no hay un problema con la manija del inodoro , puede que no sea necesario llamar a un plomero de inmediato. Los siguientes pasos pueden ayudarlo a resolver el problema por su cuenta.

Paso 1 – Detecta el problema

Antes de comenzar a jugar con el mango, debe tener de que el problema no está comprobado de otro lugar. Si la manija se aprieta inflexiblemente, se mueve flojamente o se mueve hacia arriba y hacia abajo sin afectar el inodoro, entonces el problema es la manija.

Paso 2 – Apriete la manija

Localice la tuerca en el lado interno de su inodoro y use su llave para apretarla. Asegúrese de girar la llave en el sentido de las agujas del reloj o, de lo contrario, la aflojaría aún más. Una vez que apriete la tuerca, revise su manual nuevamente para ver si todavía está floja.

Paso 3: acorta la longitud de la cadena

Puede ser que tengas que sujetar la manija del inodoro cuando descargues. Si acorta la longitud de la cadena, ya no tendrá que hacerlo.

Paso 4 – Repara las cadenas de tanques

Intente ajustar los puntos sueltos en la cadena del tanque. Puede hacer esto usando los alicates de punta fina para eliminar ciertos eslabones de la cadena. Por el contrario, también puede sujetar la cadena a través de otro orificio. Si nota cadenas rotas, asegúrese de reemplazarlas por otras nuevas.

Paso 5 – Limpie la tuerca de montaje del tanque

Otro problema puede ser la tuerca de montaje, que se encuentra en el lado interno del tanque, justo en la parte posterior del mango. Levante la tapa del tanque y limpie bien la tuerca de montaje. Si nota cualquier cal residual unida a él, use el cepillo y el vinagre para limpiarlo.

Paso 6 – Llame a un plomero

Si sigue todos los pasos y el problema persiste, haga bien en llamar a un experto experto como último recurso. Si bien es importante tratar de arreglar las cosas por su cuenta, no hay duda de que se debe recurrir a la opinión de expertos, ya que puede terminar dañando sus electrodomésticos en el lugar de repararlos.

Cuando surge cualquier tipo de problema con su inodoro, es vital llegar a la raíz del problema de inmediato. Como todos sabemos, un problema con nuestro inodoro podría causar un inconveniente significativo en nuestro estilo de vida diario. Si el problema es una manija floja del inodoro, entonces podríamos poder arreglarlo y reanudar su vida diaria siguiendo los simples pasos que se acaban de describir.

Deja un comentario