Cómo reparar un piso de granito rayado

El granito es una excelente elección como baldosa porque es una de las piedras más duras disponibles. Otras piedras, como el mármol y la esteatita, no causarán daños al granito, pero sí los pedazos de vidrio arrastrados con el tráfico peatonal. Realizar una reparación de la superficie puliendo la piedra es un trabajo difícil que debe realizar un profesional, ya que una técnica inadecuada puede causar más daño que el que ya existe. Sin embargo, para pequeños rasguños, puede intentar repararlo usted mismo.

Paso 1 – Examinar piedra

Verifique que la marca sea en realidad un rasguño en lugar de una imperfección en la piedra. Mire la baldosa rayada desde diferentes ángulos a la luz del sol para ver qué tan profundo es el rasguño. Si hay varias marcas e imperfecciones, puede ser el momento de pedirle a un profesional que selle y pula la loseta por usted. No intente pulir usted mismo, ya que puede causar una abolladura en la loseta o la superficie y esto podría provocar daños permanentes.

Paso 2: limpiar el azulejo

Rocíe un poco de limpiador de piedras sin enjuague sobre el azulejo y déjelo reposar durante unos 5 minutos. Use una almohadilla para polvo de microfibra para limpiarla y luego séquela.

Paso 3: superficie de pulido

Use una almohadilla de lana de acero seca en un movimiento circular para pulir la superficie de la baldosa. Mantenga la presión ligera y extienda el movimiento para abarcar también el área que rodea el rasguño. Después, limpie el área nuevamente y permita que el granito se seque por completo antes de usar un paño suave para pulir la superficie.

Paso 4 – Rellena los rasguños profundos

Si hay rasguños más profundos en la superficie que no se han erradicado al pulir con lana de acero, puede rellenarlos con una mezcla de lechada. Mezcle la lechada de acuerdo con las instrucciones del fabricante y aplíquela al azulejo. Presione la lechada en el azulejo y alíselo para que quede nivelado. Deje que la lechada se seque durante 24 horas, asegurándose de que no se coloque nada encima. Aplique dos capas de sellador de lechada 48 horas después de la aplicación para proteger la superficie de daños futuros. Permita que la primera capa se seque por completo antes de aplicar la segunda.

Paso 5 – Pinte las áreas descoloridas

Para cualquier área que todavía tenga un color ligeramente diferente, use un marcador de pintura o marcador permanente para colorear las marcas con cuidado. Acaricie el área con un paño para eliminar el exceso de tinta, luego limpie todo el piso con limpiador de granito y déjelo secar durante la noche. Inspeccione el área rayada en la mañana y haga reparaciones adicionales con el marcador.

Paso 6 – Sellar Granito

Use un sellador a base de agua para volver a sellar todo el piso y asegurarse de que el acabado sea uniforme y que el área dañada esté completamente protegida de daños futuros. Para ayudar a prevenir futuros rasguños, use tapetes o quítese los zapatos al entrar a la casa.

Deja un comentario