Cómo sazonar sartenes de aluminio

Las bandejas de aluminio pueden perder rápidamente su brillo y deteriorarse si se dejan sin el cuidado adecuado, dejándolo con ganas de comprar sartenes nuevas con frecuencia. Sazonarlos extenderá su vida y los mantendrá luciendo brillantes y nuevos, uso tras uso. Por lo tanto, si ha comprado un nuevo juego de sartenes o tiene un juego existente que no está fuera de toda esperanza, ¡sazónelos antes de su próxima comida! Esto los protegerá del calor y las enzimas alimentarias que pueden causar daño, óxido y oxidación . Esta útil guía le mostrará cómo hacer esto de manera efectiva para guardar sus sartenes y su billetera.

Paso 1 – Lava tu sartén

Siempre lave una sartén de aluminio con agua tibia y jabón para platos antes de sazonarla. Esto eliminará el polvo y la suciedad que pueden causar arañazos y decoloración. No sumerja la sartén ya que esto puede dañar el revestimiento. También puede hacer que cualquier teflón en el interior se desprenda. Cuando haya terminado, seque la sartén con un paño suave.

Paso 2 – Sazone la sartén con aceite

Si tiene una estufa eléctrica, configure el quemador para precalentar a fuego lento. Sin embargo, si tiene una estufa de gas, asegúrese de configurar el quemador en su posición más baja, ya que no desea quemar el exterior de la sartén. Mientras tanto, limpie todo el interior de la sartén con aceite vegetal. No te olvides a los lados; estos a menudo se quedan fuera.

Luego, pon la sartén en la estufa para calentar. No lo deje desatendido en ningún momento ya que esto puede ser peligroso. Déjelo en el quemador solo hasta que se acabe todo el aceite. Probablemente verá que el aceite se calienta y es posible que salga algo de vapor, pero probablemente tomará alrededor de 20 minutos antes de que todo se haya evaporado. Retire la sartén de la estufa con un guante para horno y deje enfriar en una superficie protegida.

Paso 3 – Vuelva a lavar la sartén

La siguiente etapa es hacer un lavado rápido final con agua tibia y jabón. Siempre asegúrese de lavar la sartén a mano, ya que ponerla en el lavavajillas la dañará. Séquelo nuevamente con un paño suave y guárdelo con cuidado para evitar arañazos innecesarios.

Paso 4 – Mantener la condición

Cuando use su sartén de aluminio sazonada, asegúrese de precalentarla primero y siempre use aceite o mantequilla. Nunca deje que se queme el aceite en la sartén, y cuando esté cocinando alimentos en él, trate de no dejar que nada se asiente demasiado, ya que esto puede dañar la superficie del aluminio, especialmente si tiene que quitar las piezas quemadas con un raspador. Ayuda a evitar que la comida se pegue revolviéndola con frecuencia. Esto no debería ser difícil si observas tus comidas ya que nunca debes dejar una sartén de aluminio desatendida. Este metal conduce el calor bien y rápidamente, por lo que cualquier cosa en el interior puede arder antes de que se dé cuenta.

Deja un comentario