Cómo soldar tubos de escape

Soldar los tubos de escape en su garaje puede ayudarlo a mantener algo de dinero en su bolsillo, en lugar de guardarlo en el de un profesional. Se puede hacer fácilmente con un soldador de varilla y no es un proceso complicado; solo requiere un poco de concentración e instrucción. La siguiente guía paso a paso le ayudará a obtener un conocimiento básico de lo que puede hacer con su sistema de escape .

Nota de seguridad: asegúrese de soldar el tubo de escape lejos de su automóvil para evitar accidentes que involucren materiales inflamables.

Paso 1: corte el tubo de escape

El primer paso es el más importante porque la precisión y la precisión con la corte el tubo de escape afectarán la facilidad con la que el sistema de escape completo finalmente se coloca en su lugar. Mida y marca dónde necesita cortar sus tubos, y luego usar un cortatubos de cadena, o una sierra para el presupuesto, para hacer cortes rectos. Es muy importante que el corte alrededor del tubo sea lo más recto posible; de lo contrario, no será posible ajustar cómodamente una pieza de bañera en otra para realizar un trabajo de soldadura. El truco es imaginar cómo se emparejará el sistema después de la soldadura. Tenga en cuenta esa imagen mientras hace el corte con cuidado y lentamente.Además, asegúrese de usar todo su equipo de seguridad (gafas, careta y guantes) mientras realiza este trabajo.

Luego, pase los bordes con un molinillo para eliminar cualquier imperfección que pueda tener resultado durante el corte.

Paso 2 – Sujete el tubo juntos

Para mantener ambas manos libres para soldar, sujete el tubo de escape con un tipo de abrazadera en C para soldar objetos. Coloque las dos piezas juntas exactamente como las quiere antes de asegurarlas en su lugar, haciendo pequeños ajustes según sea necesario hasta que sea perfecto. Ajustar el acoplamiento después de haber soldado la tubería será muy difícil.

Paso 3: soldadura por puntos

La mejor manera de soldar tubos de escape es primero aplicar soldaduras por puntos. Dé la vuelta a la circunferencia del tubo colocando tres o cuatro pequeñas soldaduras. Como el calor de soldadura es realmente alto, esto evita que el tubo se deforme y se deforme, lo que podría crear huecos. Si se crean espacios en el lado opuesto de la tubería, puede doblarlos fácilmente hacia atrás, ya que las soldaduras por puntos aún mantendrán unida la tubería sujeta.

Paso 4 – Suelde los huecos

Una vez que haya terminado con el paso anterior, es hora de completar el resto de los vacíos. Asegúrese de realizar una soldadura del 100 por ciento alrededor del tubo de escape, ya que esto es el mejor ajuste del acero y evitar que se desarrollen fugas en el futuro. Puede soldar directamente sobre las áreas de antes para un trabajo más fluido.

Deja un comentario