Cómo usar correctamente la masilla de plomero

Como las fugas de agua son los aspectos más comunes del trabajo de plomería, la masilla de plomería es uno de los elementos más importantes en la caja de herramientas de un plomero. Utilizado en la instalación de tuberías de drenaje, sumideros y válvulas, la masilla de plomería asegurará un sello hermético. Siempre que la masilla se ablande antes de su uso, su textura increíblemente flexible y flexible permite a los fontaneros o entusiastas del bricolaje aplicar la masilla con relativa facilidad. La masilla de plomería es económica, está disponible en la mayoría de las ferreterías y es un activo crucial para proporcionar trabajos de plomería de calidad.

Paso 1 – Limpie los accesorios

Antes de comenzar a usar masilla de plomero, asegúrese siempre de haber limpiado el área en la que va a trabajar con un paño limpio y húmedo. Las pequeñas moléculas de tierra y polvo que no son visibles para el ojo humano pueden dar como resultado una masilla irregular y llena de baches que finalmente puede hacer que el agua se filtre a través del sello.

Paso 2: caloría aplicada

El calor es el elemento vital necesario para que la masilla de plomero funcione de manera efectiva. Intentar usar la masilla cuando es demasiado difícil resultará una tarea casi imposible. Caliéntese las manos en un radiador o frótelas y haga rodar la sustancia con ambas manos durante varios minutos. Los fontaneros y aficionados al bricolaje que no ablandan la masilla antes de su uso se enfrentan a un proceso mucho más difícil.

Paso 3 – Haz una forma de serpiente

Moldea la masilla del plomero, como si estuvieras moldeando plastilina, en una forma de serpiente larga y delgada que debe ser lisa y de textura suave. Intente enrollar la masilla en el tamaño deseado para sellar un accesorio.

Paso 4 – Aplica la masilla de plomero

La masilla de plomero se usa para crear sellos alrededor de grifos y desagües. Suavemente coloque la masilla en un anillo que coincida con la circunferencia del desagüe o el fondo del accesorio del grifo. Ajuste el desagüe o el accesorio en su lugar apropiado, y esto asegura un ajuste hermético y limitar las posibilidades de tener una fuga.

Nunca debe usar masilla de plomero para sellar juntas entre tuberías roscadas, metal o plástico, o para unir tuberías de plástico sin rosca. Considere alternativas como la cinta de teflón para juntas sellares, o imprimación de PVC y cemento para unir tuberías de plástico.

Paso 5 – Limpie el exceso de masilla

Cuando aplica la sustancia, el exceso de masilla inevitablemente se filtrará. Puede sonar obvio, pero asegúrese de limpiar cualquier exceso de masilla de plomero con su segundo paño limpio y húmedo antes de que el material realmente se secuencia. Dejar secar el exceso de masilla en un accesorio resultará difícil de quitar y, si se deja desatendido, no solo se verá desagradable, sino que también puede obstaculizar la efectividad y la calidad del trabajo de plomería.

Paso 6 – Deje secar la masilla

No se entusiasme demasiado al probar el trabajo de plomería con agua corriente antes de que la masilla del plomero esté seca. Al presionar suavemente la sustancia con el dedo varias horas después de aplicarla, puede decidir si está lo suficientemente seca como para ser segura de usar. El uso prematuro puede hacer que el sello se rompa y todo el proceso tenga que repetirse.

Aunque la masilla de plomería es una forma efectiva, económica y fácil de instalar grifos y desagües y sellar fugas, puede causar una cantidad mínima de manchas en las áreas circundantes, como frentes o cajones de armarios blancos, así que tenga cuidado de mantener la aplicación bajo control. Si le preocupa causar manchas antiestéticas, puede usar calafateo de silicona como alternativa a la masilla de plomería.

Deja un comentario