Cómo usar una antorcha de soldadura

La soldadura le permite unir dos segmentos de metal en una sola pieza, usando una antorcha y un metal más blando como adhesivo. Antes de comenzar un proyecto de soldadura, es importante establecer un espacio de trabajo limpio y bien ventilado. Los siguientes consejos importantes ayudarán a ayudar a que su proyecto de soldadura sea un éxito.

Paso 1 – Organice un espacio de trabajo seguro

Colocando su azulejo en la superficie de su espacio de trabajo. Pon tu ladrillo de fuego encima del azulejo. Colocando su antorcha y herramientas en el espacio alrededor del azulejo. Tome todos los elementos que pueden ser inflamables fuera del área donde está trabajando. Si no es posible eliminar un elemento inflamable, asegúrese de usar un escudo térmico para protegerlo del calor de su antorcha de soldadura. Coloque su luz cenital para que brille sobre su espacio de trabajo. Póngase en contacto con los guantes, las gafas y el delantal.

Paso 2: lije los bordes de metal

Utilice su papel de lija para suavizar los bordes de los dos metales que le gustaría unir. Asegúrese de no archivar demasiado los bordes. Obtendrá un enlace más fuerte si los bordes de los metales son pequeños rugosos. También es crucial tener que tener los dos bordes unidos lo más cerca posible para que no haya espacios entre ellos.

Paso 3 – Limpia los metales

Limpia las dos piezas de metal que estás usando. Sumergirlos eliminados en el líquido de limpieza ácido para eliminar cualquier impureza que pueda debilitar la unión entre las dos piezas de metal.

Paso 4: aplique el fundente

Aplique una cantidad generosa de fundente a la unión que está soldando. Asegúrese de que el fundente se aplique lo suficiente en toda el área de unión. El flujo aumentará el flujo de soldadura y eliminará la oxidación de los metales.

Paso 5 – Asegurar las piezas de metal

Si es necesario, coloque las dos piezas en un tornillo de banco para que no se pueda mover cuando comience a usar el soplete.

Paso 6: eliminar la humedad de la superficie metálica

Asegúrese de que no haya humedad en la superficie de los metales que está uniendo. El proceso de soldadura puede crear un vapor peligrosamente caliente si la antorcha calienta la humedad en el metal. La humedad también puede debilitar el enlace entre los dos metales.

Paso 7 – Prepara tu antorcha

Fije la cabeza a su tanque de soldador. Abra la valvula. Cuando escuche el silbido del gas, encienda la antorcha. Tu llama debe estar alrededor de dos pulgadas. Si es necesario, realice ajustes en la válvula.

Paso 8 – Calienta la superficie de metal

Use la antorcha para calentar la unión entre los dos metales. Acerque la antorcha al área de la articulación. Comience aplicando el calor sobre el metal a una pequeña distancia de la articulación. Mueva a la llama, aplicando una cantidad uniforme de calor al área.

Paso 9: aplique calor a la articulación

Una vez que las áreas fuera de la junta se hayan calentado directamente, aplique la llama directamente a la parte superior del área de la junta. Asegúrese de que el flujo fluya y ya no esté burbujeando. Después de completar la parte superior de la articulación, continúe con la parte inferior de la articulación. El calor de la antorcha debe forzar la soldadura en la junta. Esto asegurará un fuerte vínculo. Si se necesita más soldadura, se puede aplicar en este momento.

Paso 10 – Apaga la antorcha

Retirar la antorcha del área de la articulación y apague el fuego. Inspeccione su articulación para una unión limpia y fuerte.

Paso 11 – Limpie la junta de metal

Aplique agua al área de la junta para enfriar los metales. Limpie todas las áreas de la junta para eliminar cualquier residuo de fundente de las superficies metálicas. Alise la unión con su herramienta de archivo o papel de lija.

Deja un comentario