Cómo usar una aspiradora seca y húmeda

Las aspiradoras secas y húmedas se usaban anteriormente con fines comerciales, para trabajos pesados . Sin embargo, recientemente los fabricantes han estado diseñando modelos en tamaños compactos para uso doméstico. Saber cómo usar una aspiradora húmeda y seca puede ser útil ya que su propósito es tan multifacético como su nombre lo indica.

Paso 1 – Eliminar el agua estancada

Cuando utilice la aspiradora seca y húmeda , es importante eliminar cualquier agua estancada o estancada de la manguera. Coloque la manguera en un balde de agua y encienda la aspiradora. Luego coloque la máquina en un área seca y vacíe el tambor interior cuando se llene de agua.

Paso 2: elige el filtro adecuado

Se puede usar una aspiradora seca y húmeda para aspirar polvo o incluso líquidos. Al cambiar de una tarea a otra, es de suma importancia cambiar los filtros. Con solo hacer clic en un botón, puede cambiar la capacidad funcional de la aspiradora. Para aspirar agua y otros líquidos se utiliza un filtro de espuma. Por otro lado, se utiliza un filtro de papel para aspirar desechos y partículas de polvo.

Paso 3 – Ajuste los archivos adjuntos

Cada aspiradora viene con diferentes accesorios. Algunos son cepillos necesarios para raspar las partículas de polvo antes de ser absorbidos por la manguera. Otros accesorios tienen un final estrecho para alcanzar cada rincón y grieta, lo que le permite limpiar entre muebles. Otros tipos de accesorios están adaptados para limpiar alfombras, asientos de automóvil y más.

Una vez que haya elegido el filtro correcto y el accesorio apropiado para el trabajo en cuestión, puede comenzar a aspirar el área deseada, teniendo cuidado de cubrir cada parte del área para limpiarla con éxito.

Paso 4 – Usa la porción de escape

La porción de escape es un tipo de accesorio completamente diferente. La mayoría de las aspiradoras secas y húmedas vienen con la capacidad no solo de aspirar aire sino también de expulsar el aire de la manguera. El conocimiento de esta función puede facilitar la limpieza al aire libre. A veces, cuando se trata de formas más grandes de escombros, como hojas y partículas que se encuentran comúnmente en los jardines, la forma ideal de limpiar es apartarlas, utilizando la parte de escape, para su posterior recolección.

Paso 5 – Tina vacía

Es importante vaciar la bañera con regularidad, especialmente si utiliza la aspiradora seca y húmeda con frecuencia. Por lo general, las clavijas unirán la tapa de la bañera a la base. Al soltar las clavijas, podrá quitar la tapa y vaciar el contenido de la bañera. La tina debe limpiarse inmediatamente después de aspirar los desechos líquidos. El estancamiento del agua dentro de la bañera emitiría un olor repugnante eventualmente.

La ventaja de una aspiradora en seco y húmedo es que es un aparato versátil que puede usarse fácilmente en el país para facilitar las tareas más difíciles. Una vez que haya dominado su uso, y aplicando un toque de creatividad, puede realizar algunos trabajos poco convencionales con su aspiradora húmeda y seca, como recuperar las llaves perdidas de un drenaje y desatascar los desagües del fregadero difíciles.

Deja un comentario