Cómo usar una llave inglesa

Una llave inglesa es básicamente una llave ajustable. Tiene una apariencia en forma de ‘F’, y la parte superior permanece en una posición fija, mientras que la parte inferior se puede maniobrar hacia arriba y hacia abajo utilizando un mecanismo de tornillo. Se ve un poco, en apariencia, como una abrazadera ‘F’.

Paso 1 – La nuez

Localice una tuerca o cabeza en negrita que requiera ser apretada. Esto puede ser cualquier tipo de tuerca para fines experimentales, o puede tener un proyecto específico en mente para usarlo. Abra la llave inglesa con el mecanismo de tornillo giratorio y deje suficiente espacio para que se asiente alrededor de la cabeza de las tuercas.

Paso 2 – Aplicando Presión

Deslice las mordazas de la llave sobre la tuerca y colóquelas contra los bordes planos de la tuerca. Luego, atornille el tornillo giratorio en su lugar para apretar la cabeza de la tuerca. Aplique suficiente presión para que las mordazas de la llave inglesa estén bien sujetas de manera segura para girarlas sin que se resbalen.

Paso 3 – Apriete

Si está apretando la tuerca, gírela de manera segura en el sentido de las agujas del reloj, manteniendo la llave en movimiento lenta pero suavemente. Gire hasta que la cabeza del perno o la tuerca hayan alcanzado su límite.

Deja un comentario