Cómo volver a pintar el gabinete debajo del fregadero

Un gabinete debajo del fregadero generalmente está expuesto a alta humedad, especialmente cuando está en el baño. Con el tiempo, la pintura en el gabinete se agrietará y se despegará, dejando muebles antiestéticos. La mejor manera de solucionar el problema es aplicar pintura con fuertes cualidades de sellado de agua en lugar de comprar un nuevo gabinete debajo del fregadero. Así es como se hace.

Paso 1 – Preparación del gabinete debajo del fregadero

Retire todo el hardware del gabinete antes de comenzar el trabajo. Desenganche las puertas para permitir un repintado más fácil. Usando una espátula o un raspador, retire la pintura descascarada o agrietada para facilitar el desprendimiento de la pintura. Una vez que se haya eliminado la mayor parte de la pintura agrietada, aplique el removedor de pintura según las instrucciones del fabricante. Si decide no usar removedor de pintura, simplemente lije la pintura vieja.

Antes de aplicar la imprimación y la pintura, pegue con cinta adhesiva las esquinas de las paredes y otros accesorios que no deben pintarse. Coloque periódicos viejos en el piso para protegerlo de las salpicaduras de pintura. Eliminar la pintura de las superficies es un proceso tedioso, así que asegúrese de preparar el área adecuadamente .

Paso 2 cebar el gabinete

Deje que el gabinete se seque y que esté libre del separador de pintura antes de imprimar. Lije la superficie con un papel de lija de grano áspero para proporcionar una superficie áspera donde la imprimación pueda adherirse fácilmente. Al elegir una imprimación, considere el material que se utilizó para construir el gabinete.

Para un cebado uniforme, use un mini rodillo. Aunque también se puede usar un pincel, un rodillo de pintura puede hacer que el proceso de imprimación sea mucho más rápido y uniforme. Imprima las superficies de manera uniforme y permita que el producto se seque. El proceso de secado dependerá del tipo de imprimación utilizada.

Paso 3 – Aplicando la primera capa

Elige una buena pintura para el trabajo. Cualquier pintura funcionará siempre que esté diseñada para gabinetes que estén expuestos a altos grados de humedad. Lije las superficies del gabinete imprimado con papel de lija fino. El propósito aquí es lijar ligeramente las superficies para producir una superficie rugosa. Aplique la primera capa de manera uniforme y permita que se seque.

Paso 4 – Aplicar la capa de acabado

La capa de acabado es muy importante porque protege el gabinete de la humedad y otros contaminantes. Aplícalo de manera espesa, pero uniforme. Permita que la capa se seque antes de reinstalar las partes articuladas del gabinete.

Deja un comentario