Cultivando y cuidando un peral

Cultivar un peral no solo le brinda una pequeña área de sombra en su propio jardín, sino que le brinda una fuente de fruta barata que puede cosechar cada verano. La dulzura de una pera es inigualable, y nada sabe más dulce que la fruta que cultivas para ti. El mantenimiento esencial, incluidos los perales de poda, es necesario para asegurarse de aprovecharlo al máximo.

¿Qué se necesita para cuidar un peral?

Los perales crecen mejor cuando se plantan en una pendiente elevada. Esto es mejor ya que los perales a menudo florecen temprano, por lo que estar en una pendiente elevada ayudará a protegerlo de las heladas tempranas. Una vez plantados, los picos de fertilizantes de árboles frutales son excelentes para agregar cerca de la estructura de la raíz, para garantizar que el árbol reciba muchos nutrientes.

Podar el árbol es crítico durante los meses de invierno. No necesita hacer demasiadas podas. Solo necesitas asegurarte de darle una buena forma al árbol. Demasiada poda puede ser perjudicial e incluso puede matar todo el árbol. Finalmente, asegúrese de que no crezca demasiada fruta en una rama, ya que la rama puede romperse bajo el peso.

Deja un comentario