Cultivo de delfinio en contenedores

Aunque las plantas delphinium son más adecuadas para ser plantadas en jardines, no es imposible cultivarlas en contenedores. Las plantas perennes generalmente prefieren espacios abiertos porque sus sistemas de raíces crecen poco profundos y anchos en lugar de profundos. Si la planta se cuida adecuadamente y se divide tan pronto como sea demasiado grande, el delfinio también puede prosperar en un contenedor.

Paso 1 – Prepare el contenedor

El contenedor debe ser lo suficientemente grande como para permitir el desarrollo de la raíz y retener la humedad. Limpie el recipiente y cubra el orificio de drenaje, ya sea con malla de alambre o grava fina, para el drenaje. Agregue unas pocas pulgadas de tierra húmeda para cubrir el fondo del recipiente.

Paso 2 – Agregar mezcla para macetas

Agregue la mezcla para macetas al recipiente y moldee a los lados para crear un espacio para la planta. Use una mezcla para macetas sin tierra o use 1 parte de turba, 1 parte de perlita y 1 parte de tierra orgánica para una mezcla casera. La mezcla debe ser capaz de contener agua y nutrientes, pero proporcionar un buen drenaje.

Paso 3 – Retire el Delphinium de su contenedor

Invierta el recipiente de la guardería y suavemente retire el delfinio. No use herramientas para aflojar la planta porque esto puede dañar el cepellón sensible. Afloje el cepellón de las raíces enredadas alrededor de la planta y cualquier estera. Tenga en cuenta que el mejor momento para trasplantar un delfinio es a principios de la primavera cuando está inactivo.

Paso 4 – Planta

Coloque el delfinio en el recipiente con la parte superior de las raíces justo por encima del nivel del suelo y debajo del borde del recipiente. Llene el recipiente con la mezcla restante para macetas y presione suavemente hacia abajo para estabilizar la planta.

Paso 5 – Estabilización

Inserte tres estacas, formando una forma triangular, para proporcionar soporte a la planta. Los delfinios tienden a alcanzar una altura considerable y requerirán el apoyo que brindan las estacas. Elija estacas de bambú cubiertas de plástico verde para que sean lo más discretas posible.

Paso 6 – Riego y fertilización

Riegue la planta a fondo y aplique un fertilizante líquido. Una mezcla de 12:10:10 es ideal. Los delfinios son plantas muy hambrientas, por lo que deben alimentarse aproximadamente cada 2 semanas. Si el clima es cálido y seco, requerirán riego diario, pero no se exceda o las raíces se pudrirán.

Paso 7 – Posicionamiento

El delfinio necesitará acceso a la luz solar directa durante al menos 4 a 5 horas diarias, así que coloque la planta cerca de una ventana que permita mucha luz. Si planea colocarlos en un porche o patio al aire libre, los delfinios tendrán que pasar el invierno en el interior porque el contenedor no proporciona protección suficiente para las raíces contra el clima frío, lo que inevitablemente provocará daños en las raíces. El contenedor también se puede aislar contra el clima frío con plástico de burbujas si la planta no se puede mover al interior.

Los delfinios son hermosos anuales y, con el cuidado adecuado, pueden durar hasta cinco años en sus contenedores. Al igual que con la plantación de jardines, los delfinios deberán dividirse cada tres años, tal vez incluso antes, dependiendo de qué tan rápido crezcan. También podría trasplantarlos en contenedores más grandes.

Deja un comentario