Evite estos 6 errores de bricolaje más comunes

Los proyectos de bricolaje, enfoque y determinación. Si bien la inspiración puede ser suficiente para impulsar su imaginación, hay algunas cosas que pueden arruinar un buen proyecto, que suelen tener que ver con una preparación y preparación inadecuadas al seguir las instrucciones. Para cubrir todas sus bases, asegúrese de evitar estos errores comunes de bricolaje. ¡Estaras contento de haberlo hecho!

1. Saltarse la lista de suministros

Los suministros son la parte más importante. Sin ellos, no puedes crear un proyecto. Es esencial prestar atención a lo que necesita para que un proyecto suceda.

Es fácil pasar por alto y asumir que ya tiene todos los suministros necesarios. Esto suele ser cierto si eres un ávido aficionado al bricolaje y tienes una gran reserva de suministros. O tal vez estás tan emocionado que saltas al primer paso. ¡No te culpamos! Mirar un nuevo proyecto es inspirador. Sin embargo, omitir la lista de materiales puede ser un gran error.

Una lista garantiza que tenga todas las herramientas y materiales a mano para hacer que el proyecto suceda. Si está creando su propio proyecto, cree una lista para usted. De lo contrario, el producto terminado podría ser cuidador de una construcción y función adecuada.

Presta atención a los tamaños, medidas y modelos. Por ejemplo, es posible que necesite un cierto tamaño de uña. Cosas como tipos específicos de destornilladores y el contenido de fibra de la tela también son igual de importantes. Al consultar la lista de suministros, ha aumentado sus posibilidades de crear un proyecto casero exitoso.

2. Olvidar dejar espacio para el error

Seamos realistas, solo somos humanos. Crear un proyecto hecho a mano desde cero a veces significa cometer algunos errores en el camino. Por supuesto, no hay nada de malo en esto. Es exactamente cómo aprenderás.

Sin embargo, cometer un error a veces puede dejarlo con menos materiales de los que comenzaron. Y aunque siempre es posible rehacer un paso, puede ser complicado si no tiene suficiente con qué trabajar.

Es por eso que siempre es útil comprar un poco más de lo que necesita. Por ejemplo, las uñas para muebles son excelentes para vestir un sofá de cuero. Si encuentra el juego perfecto de uñas, no tenga miedo de comprar más de lo que cree que es necesario. Si deja las uñas sobrantes en su embalaje original, siempre puede devolverlas. Esto es mucho mejor que quedarse sin clavos a mitad del proyecto.

Otra forma de dejar margen para el error es sobreestimar. Este concepto es útil cuando se trabaja con cosas como tela o cordón. Antes de cortar algo, asegúrate de que sea exactamente como lo que quiere. Recuerde, siempre puede cortar el exceso de material, pero no puede recuperarlo.

3. Ignorando las mediciones

Al igual que los suministros, las mediciones son uno de los factores más importantes de cualquier instrucción de bricolaje. Y cuando se trata de renovaciones y decoración del hogar, las medidas correctas aseguran que su proyecto haga lo que se supone que debe hacer.

Conocer las medidas correctas de un espacio o artículo, como una silla o una mesa, facilitará mucho la compra de suministros. Le ayudará a concentrarse en los materiales que son necesarios para su proyecto. Esto supera enamorarse de los materiales solo para descubrir que no se ajustan a sus necesidades.

Lo mismo vale para construir algo. Si está creando un artículo desde cero, le conviene determinar las medidas correctas. De esta manera, puede estar seguro de que su creación se ajusta a su espacio como debería. También funcionó que el producto terminado funcionó de manera eficiente.

4. No leer las instrucciones primero

Seguir instrucciones es un proceso. Cada paso es importante, al igual que cada componente de una cadena alimentaria o una línea de montaje. En otras palabras, cada paso está ahí por una razón. Es importante comprender el papel de cada paso y por qué cada uno está allí.

Si no lee las instrucciones antes de comenzar el proyecto, no sabrá cómo se relacionan los pasos entre sí. Tampoco podrá comprender completamente la intención de cada material y técnica.

Su mejor opción es dar una lectura rápida de las instrucciones. Al hacerlo, puedes comprender el flujo de pasos. Mejor aún, también puede determinar dónde puede inyectar sus propios toques personales.

5. Corriendo por los pasos

Una vez más, sabemos que estás emocionado de asumir este nuevo proyecto. Sin embargo, esto no significa que debata apresurarse en cada uno de los pasos. Este es uno de esos errores que pueden enviar fácilmente un buen proyecto cuesta abajo.

Tomar con calma. De hecho, toma todo el tiempo que necesita para completar el paso necesario. Esto asegurará la técnica o el método se llevará a cabo de la manera correcta. También se asegurará de que el proceso continúe correctamente, preparado para un artículo terminado increíble.

El bricolaje no es una carrera. Se trata de ajustar su capacidad de hacer algo y ajustar su propio conjunto de habilidades personales. ¿Y si un proyecto es sensible al tiempo? Haga un esfuerzo para comenzar el proyecto lo antes posible. Además, es vital mantener una mente tranquila para poder llevar a cabo cada paso de la manera correcta.

6. Centrarse en crear un proyecto «perfecto»

Dicen que somos nuestros peores críticos; Esto es realmente cierto para los aficionados al bricolaje. Con demasiada frecuencia, las mentes creativas se presionan a sí mismas para hacer algo que sea digno de Instagram y capaz de Pin. Y en un mundo de Internet que está lleno de proyectos inmaculados, es extremadamente fácil sentirse de esta manera.

Como con cualquier proceso creativo, este tipo de comparación dificultará su capacidad de hacer algo. No tiene que ser un proyecto de imagen perfecta. Lo más importante es que te concentres en repasar tus habilidades y ejercitar tu creatividad.

Cuando te presionas demasiado para crear algo «perfecto», te estás distrayendo de hacer algo. Simplemente comenzando algo, ya estás a medio camino. ¡Diviértete con eso!

Una de las mejores maneras de evitar cometer grandes errores y arruinar su proyecto es obtener ayuda de expertos. En Home Depot, puede inscribirse para free workshops and clinicsque le enseñe habilidades importantes que puede aplicar a sus propios proyectos personalizados de bricolaje. Por ejemplo, aprender a instalar un ventilador de techo puede enseñarle las precauciones de seguridad adecuadas y las reglas básicas cuando trabaje con electricidad, ya que un cableado incorrecto puede ser peligroso para su hogar, usted y su familia. Además, una vez que conozca los conceptos básicos del cableado, puede ganar la confianza que necesita para trabajar con el cableado en otros aspectos de su hogar. Más importante aún, tendrá la oportunidad de hacer preguntas, algo que los manuales de instrucciones básicas no ofrecen.

Deja un comentario