Fundamentos de la pintura de esmalte explicados

La pintura de esmalte , también conocida como esmalte a base de aceite, es el tipo de pintura que se seca hasta lograr un acabado duradero, lustroso y sólido. Este producto se utiliza para crear un acabado brillante para cocinas, baños o cualquier superficie que necesite un acabado brillante pero que tenga que soportar un lavado constante. Antes de que las pinturas de látex se hicieran populares, la mayoría de los fabricantes de pinturas producían esmaltes planos, que eran pinturas planas firmes a base de aceite resistentes a la limpieza y al roce. Sin embargo, la mayoría de las pinturas lavables y duraderas modernas están etiquetadas como esmaltes planos, incluso si no lo son. Siga leyendo para obtener más información sobre las pinturas de esmalte para que pueda usarlas correctamente en su próximo proyecto.

Tipos

Aunque todas las pinturas de esmalte tienen el propósito de crear un acabado duro, lavable y brillante, vienen en dos tipos básicos. El primer tipo, la pintura de esmalte a base de aceite (también conocida como base alquídica), se seca más lentamente, por lo tanto permite el retoque y tiene un fuerte olor a solvente. El segundo tipo, a base de agua (también conocido como pinturas látex o acrílicas), se seca más rápido y tiene un olor moderadamente bajo.

Además, las pinturas de esmalte vienen en varios acabados que varían desde bajo brillo o cáscara de huevo , hasta satinado, semibrillante y de alto brillo.

Usos

Se producen diferentes tipos de pinturas de esmalte para diferentes aplicaciones. Siempre es importante tener en cuenta que cuanto mayor sea el brillo de la pintura, mayor será su resistencia cuando se seque. Sin embargo, puede usar tipos, como esmaltes de secado rápido, para muchas superficies del hogar, como mostradores, ya que resisten altos niveles de humedad, fregado constante y lavado. Los pisos se pueden cubrir con esmaltes de piso para soportar más tráfico y tener una mayor resistencia a la humedad. El esmalte a alta temperatura es ideal para usar en motores porque ofrece una gran resistencia al calor.

Métodos de aplicación

Aunque la mayoría de las pinturas de esmalte se pueden aplicar tanto con pinceles como con equipo de pulverización, siempre es importante seguir las instrucciones de la etiqueta, especialmente con respecto al tiempo de secado. Siempre es mejor aplicar pintura en varias capas finas en lugar de una capa gruesa, ya que esto promueve tiempos de curado más rápidos y una cubierta más duradera. Las pinturas de mayor brillo mostrarán más defectos en la superficie, así que asegúrese de lijar y pulir la superficie correctamente agregando pintura.

Métodos de secado

El esmalte a base de aceite se seca entre ocho y 24 horas, dependiendo de las condiciones de secado, así que trate de mantener una ventilación óptima y baja humedad mientras se sienta. Además, el tipo a base de aceite se seca de adentro hacia afuera, por lo que cuando se sienten completamente secos al tacto, se curan por completo. Desafortunadamente, las pinturas de esmalte a base de agua tardan más en secarse por completo y son más fáciles de estropear hasta que se completa el proceso. Este tipo de pintura de esmalte también se seca desde afuera hacia adentro, formando una piel en la superficie primero a pesar de que el interior todavía está húmedo.

Estos son los conceptos básicos para las pinturas de esmalte. Los diferentes tipos y métodos de aplicación dependen del acabado final deseado y de la superficie real de la aplicación, por lo tanto, tenga en cuenta que siempre debe leer la etiqueta de instrucciones antes de intentar usar cualquier pintura de esmalte.

Deja un comentario