Instrucciones de cuidado del almendro

El almendro es en realidad un arbusto que florece las flores de temporada. Este tipo de planta necesita un mantenimiento mínimo y dura muchos años.

El tipo de almendro que produce nueces no es el que se encuentra comúnmente en los jardines domésticos, ya que puede crecer hasta 25 pies de altura. Por otro lado, la variedad de floración del almendro mide solo 8 a 10 pies.

Condiciones del suelo

Un almendro crece mejor en un lecho de suelo bien drenado. Idealmente, el suelo se debe labrar diariamente y uniformemente húmedo, ya que las raíces de este árbol toman tiempo para absorber el agua. Para obtener mejores resultados, riegue el árbol con regularidad y agregue más agua una vez por semana.

Protección de plagas

Los almendros en flor son particularmente vulnerables a los pulgones, que pueden detener el crecimiento del árbol. Los árboles excretan melaza que atrae otras plagas como las hormigas y puede causar el desarrollo de moho. La mejor manera de deshacerse de los pulgones es con pesticidas orgánicos líquidos.

Las orugas también tienden a alimentarse de las flores del almendro. Se pueden quitar fácilmente rociando el árbol con jabones insecticidas.

Requisito de nutrición m

Un almendro necesita un suelo rico en fósforo para permitir que se desarrollen las raíces. Agregue fertilizantes ricos en fósforo al momento de la siembra y vuelva a aplicar esporádicamente durante la primera temporada de crecimiento.

Poda

Los almendros se pueden podar casi todos los años. Para mantener su planta saludable, el consejo de un jardinero experimentado para determinar la cantidad de madera que debe eliminarse y con qué frecuencia.

Soporte extra

Los almendros jóvenes pueden ser susceptibles a los fuertes vientos. Es aconsejable utilizar cuerdas fuertes para atar la base de almendros jóvenes para proporcionar un apoyo adicional.

Deja un comentario