Limpieza de óxido de hierro fundido

Es necesario limpiar el óxido de hierro fundido para mantener el hierro fundido en buenas condiciones. Este no es un trabajo complicado y puede completarse durante el fin de semana cuando esté libre. Así es como lo haces.

Paso 1: aplique la solución

Aplique una solución de limpieza en el área afectada por el óxido y permita que la solución funcione.

Paso 2 – Remojar en vinagre

Remoja el hierro fundido en una solución de vinagre .

Paso 3 – Déjalo reposar

Permita que el hierro fundido se asiente en la solución por un tiempo.

Paso 4 – Scrub

Retire el hierro fundido y frote con fuerza.

Paso 5 – Repita

Repita el proceso anterior hasta que desaparezca el óxido.

Paso 6 – Lavado

Lave el hierro fundido con jabón y enjuáguelo.

Paso 7 – Seco

Limpie el exceso de agua con una toalla de papel y luego deje que se seque naturalmente.

Paso 8 – Agregue sal

Si lo anterior no funciona, agregue tres cucharadas de sal y agregue aceite vegetal.

Paso 9 – Use una toalla de papel

Consigue unas toallas de papel.

Paso 10 – Scrub

Frote la mezcla de sal y aceite con una toalla de papel.

Paso 11 – Use lana de acero

Si el óxido no se mueve, use lana de acero para fregar.

Paso 12 – Continuar

Continúa frotando hasta que las royas empiecen a desaparecer.

Paso 13 – Lavado

Lave el hierro fundido con jabón.

Paso 14 – Use agua caliente

Use agua caliente para lavar el hierro fundido.

Paso 15 – Seco

Deje que el hierro fundido se seque al aire libre.

Paso 16 – Terminar

Revise el hierro fundido después de que se haya secado para ver si queda óxido.

Deja un comentario