Lista de verificación de mantenimiento para conductos de aire acondicionado

El mantenimiento de los conductos de aire acondicionado es una parte vital del mantenimiento de HVAC. Los conductos limpios, apretados y sin fugas ayudan a limitar el desgaste de la unidad HVAC, lo que ayudará a extender la vida útil general del sistema. Otro beneficio es limitar la pérdida de energía y reducir los costos de energía causados ​​por sistemas de conductos con fugas. La siguiente publicación cubrirá los pasos básicos que puede seguir para mantener su sistema de conductos de HVAC.

¿Qué son los conductos de aire acondicionado?

Los conductos de aire acondicionado son una serie o circuito de conductos que se utilizan para distribuir el aire acondicionado en su hogar. Los conductos de un sistema HVAC a menudo se ubican en el ático de su hogar , pero no es raro que los conductos pasen por debajo del piso. Se utilizan varios materiales en la fabricación de conductos de HVAC, incluidos acero galvanizado, aluminio, tablero de conductos de fibra de vidrio, poliuretano y “conductos flexibles” de plástico aislado. Es muy probable que su contratista de HVAC use una combinación de estos materiales de conductos para fabricar el sistema de conductos de HVAC de su hogar.

Lista de verificación de mantenimiento de conductos

El mantenimiento de su conducto debe incluir los siguientes pasos.

  • Inspección de conductos
  • Sellado de conductos
  • Limpieza o reemplazo de filtros
  • Limpieza de registros de aire y devoluciones
  • Mantener el flujo de aire sin obstrucciones
  • Programación de inspección de climatización y limpieza de conductos

Inspección de conductos

Inspeccione los conductos de aire acondicionado en busca de signos visibles de desgaste. Agujeros, rasgaduras, rasgaduras o cinta adhesiva suelta son signos de que se necesita atención. Estas preocupaciones pueden permitir que el aire acondicionado escape al ático, causando pérdida de energía y aumentando el tiempo de funcionamiento de su sistema HVAC. Si se ignora, puede esperar mayores costos de energía y la posibilidad de reparaciones costosas a su equipo de HVAC.

Sellado de conductos

Cuando sospeche que hay un conducto con fugas o descubra una costura defectuosa en la cinta adhesiva, debe actuar para corregir el problema y minimizar la pérdida. Los agujeros, rasgaduras y rasgaduras junto con costuras mal grabadas se fijan fácilmente con cinta de aluminio con «cinta adhesiva». Disponible en la mayoría de los centros de mejoras para el hogar, la cinta adhesiva está diseñada para adherirse a los conductos de HVAC. Después de realizar las reparaciones, debe comunicarse con un profesional de HVAC para una evaluación experta de su sistema de conductos.

Limpie o reemplace los filtros de aire

La mayoría de los profesionales de HVAC están de acuerdo en que un filtro de HVAC debe cambiarse o limpiarse cada 30 días. Cambiar el filtro con regularidad es el procedimiento de mantenimiento de HVAC más sencillo que puede realizar. Además de proteger su sistema HVAC, un filtro limpio también mejora la calidad del aire dentro de su hogar.

Registros y devoluciones de aire limpio

Un sistema de HVAC en funcionamiento circula constantemente el aire en su hogar. Para ayudar a controlar la suciedad y el polvo en su hogar que pueden ingresar a su sistema HVAC, limpie y regrese el aire regularmente . Son los respiraderos ubicados en sus techos, paredes y la parte delantera de su manejador de aire o rejilla de filtro.

Mantener el flujo de aire sin obstrucciones

Evite bloquear registros aéreos y devoluciones. Esto es especialmente cierto para el regreso, donde el aire dentro de su hogar es atraído hacia el sistema HVAC. Un retorno bloqueado puede aumentar la carga de trabajo en su sistema, elevar los costos de energía y aumentar la posibilidad de una reparación costosa.

Programe una inspección de climatización y limpieza de conductos

Contrata a un profesional para que inspeccione y limpie tus conductos. Tienen el ojo entrenado y el equipo necesario para encontrar una fuga. Además, cuentan con equipos especializados diseñados específicamente para eliminar el polvo, la suciedad y / o el moho y el moho que puedan acumularse dentro del sistema de conductos.

Mantener su sistema y conductos de HVAC tiene muchos beneficios. Además de los mencionados anteriormente, un sistema de climatización limpio le proporcionará aire limpio y acondicionado en toda su casa. El mantenimiento, junto con el cambio regular de su filtro, ayudará a controlar el polvo y otros alérgenos dentro de su hogar. Incluya el mantenimiento de HVAC en su lista de tareas pendientes de primavera. Esto asegurará que su sistema HVAC sea inspeccionado, limpiado y reparado al menos una vez al año. Esto le dará tranquilidad al saber que cuando la temperatura comience a aumentar, puede contar con su sistema HVAC.

Deja un comentario