Preparando sus gardenias para el invierno

Gardenia (de la familia Rubiaceae) tiene su origen en las zonas tropicales de África y Asia. Este arbusto puede crecer hasta una altura de 3 a 4 pies con hojas verdes y flores de olor agradable. Las gardenias son generalmente de color blanco, pero algunas especies producen flores de color amarillo pálido y crema. Como las gardenias se adaptan a los trópicos cálidos y húmedos, necesitan cuidados especiales para crecer en diferentes condiciones climáticas. No pueden soportar el frío extremo y, por lo tanto, se pueden colocar al aire libre en todas las estaciones, excepto en los inviernos. Las gardenias deben cambiarse en interiores cuando las temperaturas exteriores caen por debajo de 45 ° F.

Cuidado interior para gardenias

Plante sus gardenias en macetas para que puedan desplazarse fácilmente en interiores durante los inviernos. Requieren suficiente luz solar, suelo ácido y un clima fresco para un crecimiento saludable. La humedad juega un papel vital en el crecimiento de gardenias saludables. Planta tus gardenias en macetas llenas de guijarros que retengan la humedad. Para evitar el crecimiento de hongos, las hojas de la planta deben mantenerse secas. Además, la planta puede pudrirse si se riega en exceso.

Mantenga otras plantas de interior a una distancia de las macetas de gardenia para evitar la transferencia de cualquier infestación. Al colocar sus gardenias, asegúrese de elegir un lugar que reciba la luz solar adecuada.

Uso de fertilizantes en la temporada de invierno

Evite la fertilización excesiva en invierno, ya que puede matar las plantas. Es aconsejable utilizar un fertilizante soluble en agua junto con un suelo a base de turba. Debido a que las gardenias prosperan en un ambiente levemente ácido, deben regarse con agua destilada a temperatura ambiente. Esto asegura que la alcalinidad del agua regular no dañe la delicada planta de gardenia.

Mantener la humedad

Las gardenias generalmente se plantan en una maceta llena de piedras para proporcionar humedad y evitar la acumulación de agua. Sin embargo, si no se utilizan guijarros, el agua que se acumula en el fondo de la olla debe drenarse regularmente. Las bandejas de humedad se pueden mantener debajo de las macetas para equilibrar el contenido de humedad dentro de la planta. Los humidificadores también se pueden usar para mantener una humedad óptima en el ambiente.

La pulverización de agua sobre la planta no es muy efectiva para mantener la humedad; También sirve como medio para el crecimiento de hongos. Las hermosas flores blancas de gardenia pueden volverse marrones debido a la pulverización.

Poda de Gardenias en invierno

Las gardenias no suelen requerir podas agresivas en invierno. La poda durante la temporada de invierno implica la eliminación de solo partes viejas, muertas y enfermas, como hojas y tallos.

Problemas de invierno con gardenias

La temporada de invierno puede traer problemas inesperados con gardenias. Los períodos secos de invierno podrían evitar que la planta florezca o hacer que los brotes se caigan. Es necesario proporcionar suficiente humedad a la planta durante los inviernos. La planta podría marchitarse en frío extremo o incluso cuando está ligeramente húmeda. Las hojas de las gardenias pueden volverse completamente amarillas si no hay suficiente luz dentro de la casa durante los inviernos.

Deja un comentario