Pros y contras de tener un techo suspendido

Un techo suspendido , también conocido como techo caído, es un techo adicional instalado debajo del techo real. Los techos suspendidos son muy populares en la construcción, especialmente en oficinas y estructuras comerciales. Estos techos generalmente consisten en un marco de pistas metálicas suspendidas del techo principal utilizando cables. Luego se colocan azulejos o paneles entre las pistas, formando el techo suspendido. Hay varios beneficios y algunas desventajas asociadas con los techos suspendidos.

Pro: instalación fácil

Los techos suspendidos se instalan fácilmente en una casa u oficina. Muchos propietarios con el conocimiento requerido pueden comprar los materiales para instalar el techo ellos mismos. Sin embargo, para mantener la seguridad de su hogar u oficina, es aconsejable consultar a un contratista con licencia antes de instalar techos suspendidos.

Pro: oculta conductos, tuberías y cables

Un techo suspendido puede ocultar fácilmente imperfecciones y fallas en el techo real. En lugar de realizar reparaciones y pinturas costosas, puede instalar un techo suspendido para cubrir tuberías, conductos, manchas y pintura pelada. Tenga cuidado con esto antes de comprar una casa con techos suspendidos. Asegúrese de quitar algunos paneles e inspeccione el espacio de arriba para asegurarse de que no haya deficiencias estructurales.

Pro: fácil de quitar en caso de reparaciones

Con los techos de yeso tradicionales, el trabajo de reparación puede llevar mucho tiempo y ser costoso porque tiene que demoler el techo para llegar a los componentes ocultos. En el caso de techos suspendidos, esto no es un problema porque la cantidad requerida de paneles se puede quitar y volver a montar fácilmente después de que se hayan realizado las reparaciones.

Pro: más económico que la renovación

Los techos suspendidos son mucho más baratos que llevar a cabo trabajos extensos de demolición y reparación, lo que los hace populares en muchos hogares y oficinas. Estos techos son muy fáciles de quitar; por lo tanto, la renovación y el rediseño son mucho más rápidos.

Pro: proporciona pruebas de sonido

Al instalar un techo suspendido con fibra de vidrio, puede bloquear todos los sonidos del exterior. Esto hace que una habitación sea mucho más acogedora.

Pro: permite una fácil instalación de luces

Puede instalar luces, ventiladores y otros electrodomésticos fácilmente entre los paneles de un techo suspendido. Algunas luces que son del mismo tamaño de los paneles también se pueden instalar a intervalos regulares en lugar de paneles.

Pro: disponible en muchos materiales y colores

Los techos suspendidos están disponibles en madera, plástico, fibra y otros materiales. Algunos paneles también tienen un grado adicional de protección contra incendios.

Con: reduce el espacio de la habitación

La mayor desventaja de los techos suspendidos es que reducen la altura de una habitación en varias pulgadas o pies. A veces, una habitación puede terminar apretada o cargada.

Con: puede deteriorarse más rápido

Los techos suspendidos no duran mucho. Tienden a ceder y mostrar decoloración y manchas después de unos años de uso. Se requiere mantenimiento frecuente para maximizar su vida útil.

Con: no tan resistente como los techos tradicionales

En caso de terremoto o incendio, los techos suspendidos pueden ser muy inestables. También existe el peligro adicional de que los accesorios instalados se caigan.

Deja un comentario