Reparación de puerta de bolsillo paso a paso

La reparación de una puerta de bolsillo no es difícil. Simplemente siga esta guía paso a paso y su puerta se mueve suavemente en poco tiempo.

Paso 1: suelta la puerta

Puede hacerlo con una espátula o un cincel plano. Querrás romper el sello de pintura y quitar primero cualquier molde alrededor de la puerta. Presta atención a las jambas de la puerta.

Paso 2 – Retirar la puerta

Con la puerta centrada, incluida hacia usted y levántela del carril superior.

Paso 3 – Verifique los rodillos

Inspección de los rodillos por daños o desgaste. Si esto necesita ser reemplazado, asegúrese de llevar los rodillos a la ferretería con usted.

Paso 4: inspeccionar la pista

Si los rodillos se ven intactos, revise la pista por daños. Si la pista se siente floja, simplemente apriete los tornillos. Reemplace la pista si está dañada.

Paso 5 – Verifique la alineación

Si los rodillos se ven bien y la pista no está dañada, verifique cómo funcionan los rodillos en la pista. A menudo se han desalineado y solo necesitan un ajuste. Si no están rodando suavemente, es posible que deba reemplazarlos, incluso si se ven bien.

Paso 6 – Reparación y recuperación

Una vez que haya diagnosticado el problema, solo necesita corregirlo y volver a colgar la puerta.

Deja un comentario