Reparación del tanque de gas: cómo reparar un orificio en el tanque de gas

La reparación de un tanque de gas es un proyecto que puede hacer en casa. Las fugas menores en el tanque de gasolina de su automóvil se pueden resolver de inmediato. Si sospecha que el tanque de gasolina de su automóvil tiene una fuga, es posible que desee realizar los controles necesarios para localizar al culpable principal y solucionar el problema.

El método de reparación de epoxi es fácil de seguir y funciona muy bien en la reparación de agujeros pequeños e imperceptibles en su tanque de gasolina. Puede ahorrarle mucho tiempo y dinero y evitar consecuencias no deseadas. Puede resolver problemas y fugas menores en el tanque de gas siguiendo estos pasos.

Paso 1 – Haz una inspección inicial

Primero, haga una inspección exhaustiva de su tanque de gasolina. Siéntelo con las manos e inspecciónelo visualmente para ver si tiene agujeros pequeños y fugas menores.

Paso 2 – Retire su tanque de gasolina

Una vez que haya confirmado sus sospechas, desenrosque cuidadosamente el tanque y retírelo de su vehículo. Retire completamente su contenido en otro recipiente.

Paso 3 – Drene cualquier residuo

Agregue 1 pinta de acetona o diluyente de laca en el tanque de gasolina de su automóvil. Gire el tanque completamente a mano durante varios minutos y drene el gas y los residuos restantes. Deseche la escoria del tanque de acuerdo con las pautas ambientales.

Paso 4: eliminar el óxido

Limpie el interior del tanque colocando varios tornillos para pared de yeso dentro del tanque. Agite bien el tanque durante varios minutos, luego agregue otra pinta de acetona o diluyente líquido y agite el tanque una vez más.

Paso 5: lije su tanque de gasolina

Lije el exterior de su tanque para eliminar la acumulación no deseada y alise la superficie para prepararla para el proceso de sellado. Una vez que su tanque esté completamente limpio de adentro hacia afuera, enjuáguelo bien y déjelo secar por completo.

Paso 6 – Grabe

Coloque un poco de cinta adhesiva o cinta adhesiva sobre los agujeros, las juntas o las áreas con fugas para evitar que el sellador salga del tanque. Aplique masilla para cerrar los puertos de salida.

Paso 7 – Selle los agujeros de llenado

Use gomas elásticas y una envoltura de plástico para cerrar los agujeros de relleno y evitar que el sellador y la masilla no deseados goteen.

Paso 8 – Selle el tanque

Mezcle dos partes del sellador epóxico durante varios minutos y luego vierta la mezcla en el tanque. Asegúrese de que el sellador cubra completamente el interior del tanque girándolo varias veces. Retire la envoltura de plástico, dispense el exceso de sellador y deje que el tanque se drene.

Paso 9 – Limpieza final

Use un cuchillo sin filo para eliminar el exceso de sellador y masilla, luego deje que el tanque de gas cure durante la noche.

Paso 10 – Revise el tanque

Después de que el tanque de gas se haya curado durante la noche, verifique visualmente si hay posibles agujeros sin sellar. Vuelva a verificarlo simplemente aplicando compresión de aire para detectar fugas.

Paso 11 – Vuelva a instalar

Finalmente, reinstale el tanque en su automóvil o vehículo. Asegúrese de que cada tornillo esté bien apretado y asegurado. Llene el tanque con gasolina y estará listo para comenzar.

Deja un comentario