Se explican los diferentes tipos de sistemas de impermeabilización de cimientos

La impermeabilización de cimientos desempeña un papel fundamental para mantener seco cualquier tipo de sótano en condiciones extremas. Existen 2 tipos principales de sistemas: sistemas de zanjas exteriores y recubrimientos impermeabilizantes interiores.

Estos sistemas son diferentes entre sí, por lo que comprender ambos puede ayudarlo a tomar una decisión informada. Seleccionar el sistema correcto depende de varios factores, como las condiciones del suelo y el tipo de cimiento.

Sistemas de impermeabilización exterior

Un sistema de impermeabilización con base de drenaje francés es uno de los métodos más efectivos para mantener seco su sótano, especialmente en áreas que reciben una gran cantidad de lluvia anual. A medida que el agua de lluvia se filtra en el suelo, se acumula a lo largo de la base de la pared de los cimientos. La presión hidrostática de esta agua estancada encuentra los puntos débiles en la pared de la base.

Un desagüe francés, o desagüe de zanja, como a veces se llama, utiliza tuberías para desviar el agua de la pared de los cimientos. La tubería generalmente está hecha de PVC, de 6 pulgadas de diámetro. Está perforado para recoger el exceso de agua de lluvia. Todo el sistema se instala en un lecho de grava para evitar el desarrollo de obstrucciones.

Aunque este sistema es extremadamente efectivo para eliminar las inundaciones del sótano, es bastante costoso de instalar. La instalación de uno de estos sistemas requiere el uso de equipos de excavación y requiere mucha mano de obra. A pesar de que un propietario experimentado de bricolaje probablemente podría abordar este trabajo, consumiría mucho tiempo. La mayoría de los propietarios que seleccionan este tipo de sistema contratan a un contratista profesional.

Sistemas de impermeabilización interior

Estos sistemas de impermeabilización de cimientos son muy diferentes a los sistemas de zanjas subterráneas, pero pueden ser igual de efectivos para prevenir la infiltración de agua. Una pared de cimentación residencial generalmente se construye con uno de dos materiales: hormigón vertido en el lugar o unidades de mampostería de hormigón (CMU).

Ambos materiales son de naturaleza porosa y permiten que el vapor de agua viaje a través del suelo y la pared de los cimientos. El resultado es la humedad asociada con la mayoría de los sótanos. Para combatir la humedad, los sistemas de impermeabilización interior forman una membrana que impide la entrada de vapor de agua.

Los sistemas más comunes usan compuestos basados ​​en polímeros que penetran el bloque o el concreto para formar una barrera contra el agua y el vapor de agua. Dependiendo del fabricante, estos sistemas pueden penetrar profundamente en el bloque o el concreto, hasta 4 pulgadas.

La impermeabilización de cimientos interiores se puede instalar fácilmente con un rodillo de siesta pesada, de la misma manera que la pintura de látex. En comparación con los sistemas exteriores, estos sistemas de impermeabilización de cimientos cuestan considerablemente menos.

Combinaciones

El sistema de impermeabilización de cimientos ideal para su sótano es una combinación de ambos sistemas. Los sistemas de zanjas exteriores desvían el agua de lluvia de su hogar antes de que se convierta en una inundación en su sótano. Los sistemas de impermeabilización interior evitan que el vapor de agua se infiltre en el sótano. Al utilizar una combinación de ambos sistemas, puede asegurarse de que disfrutará de los beneficios de un sótano seco en los años venideros.

Deja un comentario